Emprendedor de Texas quiere hacer realidad un “Jurassic Park” y resucitar a los extintos mamuts

Este sueño que podría verse materializado dentro de cuatro o seis años, se intentará a través de la empresa Colossal, creada por Ben Lamm con una base de 15 millones de dólares para hacer realidad el "milagro" genético

Los mamuts fueron extintos hace 10,000 años
Los mamuts fueron extintos hace 10,000 años
Foto: Yeagov / Wikimedia Commons

Ben Lamm, un emprendedor oriundo de Dallas, podría estar frente a uno de sus más grandes retos, desafiando la lógica científica con la intención de traer de vuelta a los extintos mamuts lanudos a la tundra ártica.

Para hacer realidad este sueño, Lamm creó una empresa dedicada a la genética y ciencias de la vida que bautizó con el nombre de Colossal, partiendo de una base capital de $15 millones de dólares que le permitirá hallar tecnología genética en busca de crear un modelo de des-extinción para restaurar ecosistemas degradados.

Esta empresa patrocinará estudios del laboratorio de Church, en la Escuela Médica de Harvard para hacer posible un acuerdo de crear un híbrido de mamut y elefante genéticamente diseñado para que sobreviva a las temperaturas del ártico.

“Nunca antes ha podido la humanidad aprovechar esta tecnología para reconstruir ecosistemas, sanar nuestra Tierra y preservar su futuro con la repoblación de animales extintos”, expresó Lamm.

La compañía busca usar el CRISPR, que es una tecnología de edición genética que puede cambiar los genes de elefantes asiáticos, que es el pariente más cercano del extinto mamut lanudo. Científicos ya han identificado más de 60 genes necesarios para hacer posible la creación.

Sostuvo Lamm que luego de crear embriones con los rasgos del mamut lanudo, la compañía deberá decidir dónde cultivarlos, si en un elefante, o en una matriz artificial, y estima poder ver las primeras crías en cuatro o seis años, reseñó CNN.

Estos animales no serán iguales a los mamuts que se extinguieron hace 10,000 años; sin embargo, tendrán características que le permitieron al mamut lanudo crecer en la tundra ártica, con gruesas capas de grasas y un pelaje espeso que lo ayudaría a sobrevivir.

La empresa Colossal tiene un equipo de trabajo de primer nivel en la materia, conformado por inversionistas de peso, donde sobresale el inversor Thomas Tuff; Jeff Wilke, exdirector ejecutivo del negocio de consumo a nivel mundial de Amazon y Winklevoss Capital, una compañía liderada por Tyler y Cameron Winklevoss, conocidos por la pugna legal contra Mark Zuckerberg por la idea original de Facebook, indicó Dallas News.

Los departamentos de equipo, recuperación de especies y rescate genético están en Dallas, ciudad donde nació Ben Lamm, y el software central está ubicado en Austin, Texas.

Recalcó Lamm que este proyecto representa una ola nueva de conservación irruptora concienzuda, que tiene como objetivo el combate contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Entretanto, ante este controversial proyecto, cofundadores de Colossal aseguraron haber consultado a bioéticos para que el trabajo beneficie al medio ambiente.

Creo que cada vez que uno invente una nueva tecnología o haga a la humanidad avanzar, va a encontrar resistencia”, indicó Lamm. “Estamos enfocándonos no solo en la ciencia; queremos que la humanidad nos acompañe en esta aventura”, sentenció.

También te puede interesar:

Cómo la huella genética de los neandertales influye en nuestra vida diaria

Ya empezaron a liberar miles de mosquitos modificados genéticamente en los Cayos de Florida

Por qué Florida liberará 750 millones de mosquitos modificados genéticamente