Abuelo renuncia a su trabajo para vender dibujos que realizan sus nietas que quedaron huérfanas

A este abuelo no le importó dejar su trabajo para apoyar a sus nietas de 10, 12 y 13 años, quienes hacen dibujos para apoyarlo en sus gastos, tras hacerse cargo de ellas luego de que muriera su yerno

El hombre tomó la decisión pues no podía más con los gastos.
El hombre tomó la decisión pues no podía más con los gastos.
Foto: Shutterstock

No cabe duda que no existe más amor incondicional que el que pueden llegar a sentir los abuelos por sus nietos, ya que si en sus años mozos eran capaces de dar la vida y más por sus hijos, la situación se repite e incluso, se incrementa con los hijos de estos.

Ejemplo de ello es la historia que hace unos días se volvió viral en Facebook, en donde un usuario compartió unas fotos en su perfil, contando así la historia de un abuelo de 60 años, originario de León, Guanajuato, en México, el cual ha salido a las calles a vender los dibujos de sus nietas para así ayudarles con sus gastos pues recientemente se quedaron huérfanas.

Don Mario Arnulfo Muñoz se para todos los días en una de las avenidas más transitadas de la llamada “Perla del Bajío” para así ofrecer a los conductores los dibujos realizados por sus nietas de 10, 12 y 13 años, los cuales son “baratos y sirven de adorno”.

El costo de los dibujos oscila entre los $5 y $10 dólares, dependiendo el material que las niñas han usado para su realización. Además, el orgulloso abuelo aseguró que uno de sus hijos, tío de las pequeñas, fue quien les enseñó diversas técnicas para que pudieran hacer sus dibujos.

Sus nietas perdieron a su padre producto de un accidente

Luego de que la historia de este abuelo se hiciera viral, mucha gente se movilizó para tratar de ayudarlo, así como a sus nietas.

En entrevista para un medio local, Muñoz explicó que su yerno, el esposo de su hija y padre de sus nietas, murió hace 4 años a causa de un paro cardíaco tras haber sufrido un accidente automovilístico.

Al ver la necesidad de su hija y de las niñas, decidió ayudarles y sin pensarlo, dejó su antiguo trabajo para salir todos los días a las calles, de 3 a 8 horas aproximadamente, para poder vender los dibujos de sus nietas.

De acuerdo con el portal AM, Don Mario señaló que antes vendía chácharas con su esposa en pequeñas plazas, pero como las niñas van creciendo, necesitan más cosas y es más gasto, por lo que su pensión no les alcanza.

También explicó que cuando no hay dinero para surtir el material, el abuelito busca la manera de obtener pintura y cartoncillos a crédito; cuando logra vender alguna pieza, tiene la oportunidad de obtener más insumos.

“Ellas se divierten, lo toman como una actividad que les gusta y han hecho de todo: caballos, soles, paisajes, les gusta y eso me hace feliz”, sentenció don Mario.

Te puede interesar:

“Mi papá quiere que le pague por jugar con su nieta”

Vende su cabello a cambio de oxígeno para su abuelo enfermo de coronavirus

Un abuelo regala decenas de pelotas de béisbol junto con una nota muy emotiva