Mujer vendió a menor para sexo con policía por $100 en West Virginia

El intercambio sexual inició con el suministro de fotos de las partes íntimas de la chica al oficial, quien enfrenta juicio en noviembre

Tanto la mujer como el oficial de la policía fueron acusados por los hechos.
Tanto la mujer como el oficial de la policía fueron acusados por los hechos.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Una mujer de 28 años en West Virginia se declaró culpable de cargos de conspiración para tráfico sexual de menores luego de que le vendiera una menor a un exjefe de la policía a cambio de $100.

Kristen Naylor-Legg le ofreció  en el 2020 a Larry Allen Clay Jr., en ese entonces jefe de la uniformada en Gauley Bridge, a la joven de 17 años en dos ocasiones para encuentros sexuales.

Para ese entonces,  Clay Jr., también laboraba con el Departamento del Alguacil del condado Fayette.

La mujer reveló a las autoridades que el alto oficial pagó $100 la primera ocasión, y le prometió pagar $50 por la segunda, pero nunca cumplió el trato.

Naylor-Legg y Clay Jr. fueron acusados, inicialmente, en marzo por los hechos.

El exjefe policial, que se declaró no culpable, enfrenta juicio el 9 de noviembre.

La menor afectada demandó al exoficial y a la ciudad de Gauley Bridge en una corte federal.

“La conducta atroz del jefe Clay en este caso es uno de los peores ejemplos imaginables de mala conducta policial y abuso de poder”, indicó Russell A. Williams, abogado de la víctima a West Virginia Record.

“Nosotros esperamos que rinda cuentas por esta violación inconcebible de los derechos de nuestra clienta y por romper la confianza colectiva pública en las fuerzas policiales”, agregó el representante legal.

La adolescente vivía con Charles Legg, su expadrastro, y la esposa de este, Naylor-Legg.

La joven denunció que, en junio de 2020, la mujer empezó a tomarle fotos por celular a sus senos y nalgas para enviárselas a Clay Jr. y a otros hombres a cambio de  dinero.

En la fiesta de graduación de secundaria, el entonces jefe de la policía empezó a seguir a la muchacha, continuamente tratando de acercarse físicamente a ella.

Naylor-Egg amenazó a la muchacha con botarla de la casa y dejarla en la calle si no le hacía caso al agente.