Trump enfrenta serios problemas por su llamada a funcionario en Georgia para cambiar resultado electoral

El expresidente sigue bajo investigación una Fiscal de Distrito sobre los intentos de modificar el resultado electoral presidencial; el reporte del Brooks Institute advierte varias violaciones a ley en un intento de encontrar más de 11,000 sufragios

El expresidente Trump sigue bajo escrutinio por su intento de cambiar el resultado electoral en Georgia.
El expresidente Trump sigue bajo escrutinio por su intento de cambiar el resultado electoral en Georgia.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

El expresidente Donald Trump podría enfrentar múltiples cargos criminales al intentar revertir la elección presidencial en Georgia, según un nuevo informe de un grupo de abogados de Brookings Institute.

“El proceso electoral de Georgia y el recuento de votos fueron objeto de un ataque sostenido por parte de Trump y sus aliados mientras intentaban cambiar el resultado legal de las elecciones”, indica el reporte.

Agrega que tanto el mandatario como su equipo legal, liderado entonces por Rudy Giuliani, podría ser acusado ​​de fraude electoral, interferencia intencional en el desempeño de funciones relacionadas con las elecciones por parte de un funcionario electoral y conspiración.

También podrían ser acusados ​​de declaraciones falsas con relación a asuntos oficiales, intentos de influir en los funcionarios del gobierno de manera inapropiada y solicitud de acciones que violen los juramentos de los funcionarios públicos.

Incluso se señala que el exmandatario habría violado de algún modo la Ley de Organizaciones Corruptas Influenciadas por la Mafia (RICO).

La Fiscal de Distrito del Condado de Fulton, Fani T. Willis, ha estado investigando los hechos, incluida la llamada de Trump el 2 de enero al Secretario de Estado, Brad Raffensperger, a quien le pidió “encontrar” más de 11,000 votos.

En esa llamada, el exmandatario también argumentó que Raffensperger podría cambiar los resultados certificados de la entidad, aunque el funcionario lo rechazó.

“Sólo quiero encontrar 11,780 votos, que es uno más de los que tenemos”, dijo Trump, según una llamada dada a conocer en enero.

El republicano afirmó también que “no había forma” en que hubiera perdido en Georgia.

“No hay forma. Ganamos por cientos de miles de votos”, afirmó.

El informe del Brookings Institute también cita otros intentos de Trump de influenciar a funcionarios de ese estado.