Demócratas progresistas endurecen postura en el Congreso y exigen ciudadanía para indocumentados

Hasta ahora, los representantes Jesús "Chuy" García y Lou Correa han sido los únicos legisladores en condicionar su voto a la agenda económica de Biden, si no se contempla otorgar la "green card" a millones de inmigrantes, incluidos 'dreamers', gente con TPS y trabajadores agrícolas

Activistas de todo el país presionan al Congreso para aprobar la ciudadanía para indocumentados.
Activistas de todo el país presionan al Congreso para aprobar la ciudadanía para indocumentados.
Foto: EPA/SHAWN THEW / EFE

Bajo el principio de “no dejar a nadie atrás”, los 96 miembros del Caucus Progresista en el Congreso afirman que apoyan la agenda Build Back Better (Reconstruir Mejor), pero que deberá incluir el camino a la ciudadanía para indocumentados.

“(Debe integrar) el camino a la ciudadanía para ‘dreamers’, gente con TPS y trabajadores esenciales en riesgo”, dijeron en un comunicado conjunto los integrantes de ese grupo legislativo en ambas cámaras, aunque no especificaron si condicionarían su voto en el proceso de Reconciliación en caso de que una especie de reforma migratoria fuera descartada.

La postura oficial fue de la representante Pramila Jayapal (Washington), presidenta del Caucus, luego de una reunión con sus colegas de la Cámara de Representantes y el Senado.

Estamos completamente comprometidos en aprobar la agenda integral del presidente Biden, Build Back Better (Reconstruir Mejor), y avanzar con la transformación que los estadounidenses quieren, necesitan y piden con urgencia”, dijo Jayapal.

Agregó en la necesidad de avanzar con este plan de inversión, que incluye un proyecto de infraestructura de $1.2 billones de dólares, así como la propuesta social de $3.5 billones de dólares bajo el proceso de Reconciliación, donde se contempla ayuda para niños, seguro médico, vivienda asequible, apoyo para la universidad, acciones climáticas, además de beneficios para indocumentados.

“Nuestro Caucus Progresista deja en claro: no permitiremos que este proceso sea controlado por intereses especiales ni por las corporaciones, en detrimento de las mujeres, familias trabajadoras y nuestras comunidades. No dejaremos a nadie atrás”, afirmó.

Apuntó que se trata de la agenda demócrata, no solamente del presidente Biden, además de que es respaldada por los estadounidenses.

“Los progresistas votarán por las dos leyes, pero la mayoría de nuestros miembros solamente votarán por la de infraestructura después de que se apruebe el plan Build Back Better”, se afirmó.

Sobre el camino a la ciudadanía para indocumentados, hasta ahora los únicos congresistas demócratas que han condicionado su voto son Jesús “Chuy” García (Illinois) y Lou Correa (California), quienes dijeron al portal Latino Rebels que dirán “no” al proceso de Reconciliación si no se contemplan la “green card” para millones de inmigrantes.

La semana pasada, la parlamentaria del Congreso, Elizabeth MacDonough, rechazó como viable otorgar la ciudadanía a indocumentados a través del paquete económico que se aprobaría con el proceso de Reconciliación. Los demócratas preparan un plan B, del cual se desconocen detalles.