ICE dejará de detener a cualquier inmigrante sólo por ser indocumentado

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dio a conocer los lineamientos de una nueva política de detención y deportación de personas, que busca evitar la remoción de personas solamente por no tener una "green card"

ICE priorizará la detención de personas que hayan cometido delitos o sean un peligro a la seguridad nacional.
ICE priorizará la detención de personas que hayan cometido delitos o sean un peligro a la seguridad nacional.
Foto: John Moore / Getty Images

En un nuevo giro a sus políticas migratorias, el Gobierno del presidente Joe Biden establece que los inmigrantes indocumentados no serán detenidos por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) solamente por no tener papeles.

El hecho de que un individuo sea un no ciudadano removible no será por sí solo la base de una decisión en su contra“, indica el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Los agentes migratorios deberán contemplar varios aspectos antes de procesar a un indocumentado, principalmente si ha cometido un delito o representa un peligro para la seguridad pública.

Las prioridades de ejecución para la detención y expulsión (de personas) siguen centradas en los no ciudadanos que son una amenaza para nuestra seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza“, se apuntó.

Agregó que las pautas “rompen” con la concepción tradicional de los agentes de ICE para detener a una persona.

“(Ahora) requieren una evaluación del individuo y la totalidad de los hechos y circunstancias para garantizar que los recursos se concentren de manera más efectiva en aquellos que representan una amenaza”, se apuntó.

La nueva política busca darle a la vuelta a otras similares, pero que han enfrentado desafíos en tribunales.

Se agrega que la decisión se logró tras reuniones con miembros de ICE y de otras fuerzas policiacas que intervienen en la detención de personas, sobre todo cuando cometen delitos, así como líderes policiales, cívicos y comunitarios.

“Por primera vez, nuestras pautas, en la búsqueda de la seguridad pública, requerirán una evaluación del individuo y tomarán en cuenta la totalidad de los hechos y circunstancias”, defendió el secretario Alejandro Mayorkas.

El funcionario defiende que 11 millones de personas aproximadamente son indocumentadas, pero que la mayoría está en el país para tener una vida mejor y han creado enlaces importantes con la comunidad.

“Al ejercer esta discreción, nos guiamos por el conocimiento de que hay personas en nuestro país que han estado aquí durante generaciones y han contribuido al bienestar de nuestro país”, agregó.

Destacó la labor de los inmigrantes que fueron trabajadores esenciales durante la pandemia de COVID-19, para quienes la Administración Biden busca ofrecer opciones de protección migratoria. Enfatizó que la intención de la guía es evitar gastar recursos “innecesariamente”.

“Mientras nos esforzamos por brindarles un camino hacia el estatus (de ciudadanía), no trabajaremos en conflicto gastando recursos buscando eliminar a aquellos que no representan una amenaza y, de hecho, fortalecen a nuestra Nación”, expuso.

Mayorkas agradeció la franqueza de los oficiales migratorios durante las reuniones que sostuvo con ello para elaborar la guía.

“Estoy agradecido con el personal de ICE por su franqueza y franqueza en nuestras discusiones sobre su misión crítica de aplicación de la ley”, apuntó.

El DHS apunta que las nuevas pautas que deberán seguir los oficiales de ICE “requieren la protección de los derechos y las libertades civiles”.

“La raza, religión, género, orientación sexual o identidad de género, origen nacional, asociaciones políticas o ejercicio de los derechos de la Primera Enmienda de un no ciudadano no pueden ser factores para tomar acciones de cumplimiento”, se apuntó.

La nueva guía reemplazan a la emitida por el director interino de ICE, Tae Johnson, en febrero y entrarán en vigencia el 29 de noviembre de 2021.