Los químicos en los plásticos que causan problemas cerebrales en niños y muertes prematuras en adultos

Los químicos que se encuentran en muchos productos de plástico que usamos en la vida diaria y que se conocen como ftalatos, pueden afectar seriamente la salud y causar la muerte antes de tiempo

Los ftalatos se utilizan con frecuencia en los juguetes de plástico.
Los ftalatos se utilizan con frecuencia en los juguetes de plástico.
Foto: Unsplash

Los ftalatos son químicos presentes en muchos de los plásticos que usamos en la vida diaria, y se ha comprobado que pueden causar problemas cerebrales en los niños y muertes prematuras en los adultos. Son tan utilizados en los productos de la vida diaria que prácticamente es imposible evitar el contacto con ellos.

Una investigación publicada por la revista Environmental Pollution reveló que los ftalatos presentes en los recipientes de maquillaje, perfumes, shampoo e incluso en los juguetes para niños pueden contribuir a entre 91,000 y 107,000 muertes prematuras cada año, particularmente entre adultos de 55 a 64 años en Estados Unidos.

Los ftalatos se utilizan para fabricar juguetes de plástico resistente que no se rompan con facilidad, por lo que pueden generar intoxicación en los más pequeños y problemas como malformaciones genitales, testículos que no descienden en los bebés varones, obesidad infantil, asma, problemas cardiovasculares y reproductivos, cáncer e infertilidad.

Los niños gatean y tocan muchas cosas, luego se llevan las manos a la boca. Debido a ese comportamiento de la mano a la boca, las partículas de ftalato en el polvo pueden representar un mayor riesgo para los niños que para los adultos“, aseguran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Otros artículos que contienen ftalatos son automóviles, detergentes, muebles, ropa, cortinas de ducha, suelos de vinilo, aceites lubricantes, adhesivos, productos impermeables o resistentes a las manchas, productos de PVC para construcción y plomería, tubos médicos, mangueras de jardín, entre muchos otros.

Exposición de los niños a los ftalatos

El Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental señala que los ftalatos interfieren con la producción natural de hormonas del cuerpo, es decir, con el sistema endocrino, por lo que pueden provocar problemas cerebrales, inmunológicos y reproductivos, entre otros.

Un estudio del American Journal of Public Health recopiló más de 30 investigaciones que han evaluado las consecuencias de exponer a los bebés a los ftalatos en 11 países del mundo, desde que se encontraban en el útero. Con el paso de los años, estos bebés pueden presentar trastorno por déficit de atención (TDA), hiperactividad, reactividad emocional y comportamientos delictivos.

Para evitar la exposición de los menores a los ftalatos, la Pediatric Environmental Health Speciality Unit (PEHSU) sugiere:

  • No calentar líquidos o alimentos en recipientes de plástico ni usar cling wrap en el microondas.
  • Preferir envases de vidrio o plástico de polietileno (número 1).
  • Rechazar envases plásticos con la siguiente simbología:
Foto: PEHSU