Abuelita teme que le quiten a su nieto por ser “demasiado pobre”

Desde hace 8 años, una anciana de 8 años se hizo cargo de su nieto tras la muerte de su hija y luego de que su yerno fuera apresado por intentar matarla para poder cobrar la pensión de su esposa. Ahora teme que el hombre salga de prisión y peleé por la custodia del niño

El padre de su nieto intentó atentar contra su vida.
El padre de su nieto intentó atentar contra su vida.
Foto: Shutterstock

Hay ocasiones en que la ley de vida resulta cruel con algunos menores de edad, los cuales pueden llegar perder a sus padres siendo aún unos niños, lo cual puede provocar que terminen siendo cuidados y criados por algún familiar cercano, siendo los más comunes abuelos o tíos.

El problema está cuando dicha responsabilidad cae en los adultos mayores, los cuales a pesar de sentir un gran amor por sus nietos, en ocasiones la edad se convierte en el principal impedimento para poder hacerse cargo de esos niños que se encuentran en el desamparo.

Esa es la situación por la que actualmente atraviesa una anciana de 85 años, originaria de la hacienda Mucuyché, perteneciente al municipio de Abalá, en el estado mexicano de Yucatán, quien teme le quiten a su nieto por ser vieja y pobre.

Desde hace 8 años, Altagracia Chan Poot se hace cargo de su nieto, luego de que su hija, es decir la madre del menor falleciera, y su padre terminara yendo a la cárcel, acusado del delito de lesiones calificadas y de violencia familiar.

En entrevista para un medio local, la anciana indicó que nunca le ha temido vivir en la pobreza, ya que sus padres trabajaban como peones en la hacienda donde actualmente vive, por lo que nunca tuvieron mucho dinero. De hecho recordó que en su infancia era normal que solamente desayunara una taza de café y un par de tortillas y se alimentaban con lo que su padre cosechaba en su milpa.

Finalmente, sus padres decidieron mudarse a Mérida, en busca de una mejor vida y compraron en terreno en el que actualmente vive, en condiciones precarias, al lado de su único nieto, por quien se esmera todos los días para convertirlo en una persona de bien.

Su vida cambió radicalmente cuando murió su única hija Graciela, ya que comenzó a vivir una verdadera tortura al lado de su yerno, quien el pasado 27 de julio intentó matarla, todo porque ella no quiso entregarle el dinero que recibe de la pensión de su hija, ya que lo utiliza para mantener a su nieto.

Por esta situación, Altagracia puso una demanda en contra del hombre, el cual podría quedar libre en próximas semanas, por lo que teme que este atente nuevamente contra su vida y de paso, que intente quitarle a su nieto, sobre todo porque es una persona que no tiene empleo y además, es alcohólico y se pone muy violento.

La anciana se encuentra angustiada, ya que debido a su avanzada edad y por problemas de salud, prácticamente no puede caminar y por ende, no puede trabajar. De hecho, ella y el niño sobreviven gracias a la ayuda de algunos vecinos que le dan dinero y les regalan comida. Además, el pequeño no solo estudia sino que la ayuda con las labores de la casa.

Ante la situación, Altagracia solo espera que pueda vivir unos cuantos años más, cuando su nieto pueda valerse ya por sí mismo y pueda defenderse de su padre y de sus abuelos paternos para que no lo despojen de la vivienda humilde en la que radican y que le dejará como herencia.

Te puede interesar:

Los abuelos más jóvenes del mundo, 33 y 35 años, celebraron la llegada de su primera nieta

Vende su cabello a cambio de oxígeno para su abuelo enfermo de coronavirus

El llanto desesperado de un abuelo al que sus hijos le exigen reparta su herencia en vida