Joven estadounidense de 19 años muere a manos de mexicanos por una deuda de $2,000 dólares

Cadena perpetua o pena de muerte es el castigo que dos mexicanos podrían recibir por parte de las autoridades estadounidenses después de haber asesinado a un joven estadounidense en un hotel de Tijuana, México, por un robo vinculado a tres libras de metanfetamina

La muerte de un joven estadounidense en Tijuana, México, llevaría a dos mexicanos a pagar con cadena perpetua o pena de muerte.
La muerte de un joven estadounidense en Tijuana, México, llevaría a dos mexicanos a pagar con cadena perpetua o pena de muerte.
Foto: GUILLERMO ARIAS / Getty Images

En mayo de 2020 el caso de un joven estadounidense de 19 años que murió a sangre fría a manos de dos mexicanos en un hotel de Tijuana, México, atrapó la mirada de los medios de comunicación por la forma en que fue asesinado.

Según ha dado a conocer Univision, a punta de pistola tres hombres secuestraron al joven y lo mantuvieron en un hotel donde negociaron con su familia, vía videollamada por Facebook, su libertad y aunque todo parecía indicar que saldría libre, al final acabaron con su vida.

La víctima, que ha sido identificado como M.A.R., había sido arrestado el 28 de mayo de 2020 por tratar de cruzar una garita fronteriza con droga oculta en el cuerpo.

Según la fiscalía, uno de los acusados, Wyatt Valencia Pacheco, amedrentó a la víctima a través de mensajes vía Messenger donde le ordenaba a la víctima que devolviera las drogas de manera inmediata o bien pagara $ 2,000 dólares.

El joven de 19 años al verse acorralado pidió que le dieran más tiempo, pero sus súplicas fueron ignoradas.

El crimen según los fiscales federales basados en un reporte que elaboró el Buró Federal de Investigaciones (FBI) aparentemente está vinculado con un robo de tres libras de metanfetamina, por las que le exigieron al joven pagar entre $ 2,000 dólares y $ 3,000 dólares .

“En español, Valencia le dijo a la víctima que ‘la cagó’ y que ahora tenía que asumir la responsabilidad, porque sol nos dieron dos horas para pagar la mier***”, se puede leer en el comunicado oficial de la Fiscalía.

Hasta el momento dos mexicanos han sido imputados sobre el asesinato. Se sabe que Wyatt Valencia Pacheco, de 21 años, y vecino el estado de Tijuana compareció en días pasados ante la corte Federal de San Diego, California, pero un juez le negó el derecho a fianza.

En tanto, Jonathan Emmanuel Miontellano Mora, de 22, se encuentra prófugo de la justicia.

A los dos mexicanos se les acusa de toma de rehenes, muerte, asesinato intencional durante tráfico de drogas. Los cargos por los que se les acusa a los mexicanos alcanzan una pena de cadena perpetua o pena de muerte.

Te puede interesar:

Una mujer mató a su expareja por no darle un beso; la novia de la víctima presenció todo

Abogado que planeó su propia muerte buscará salir de prisión tras pasar cinco días tras las rejas