Los arándanos, el alimento estrella del otoño: protegen al sistema renal, inmune e intestinal

Los arándanos son uno de los superalimentos del otoño más valiosos. Son un tesoro nutricional y medicinal, que se relaciona en gran parte con sus poderosos antioxidantes sobre todo los PAC. Se relacionan con cualidades para combatir infecciones urinarias, protegen a los riñones, fortalecen la salud inmune, mejoran la salud del corazón y reducen la inflamación

Los arándanos son una deliciosa y vibrante adición a la dieta. Apuesta por utilizarlos en jugos, licuados, ensaladas, salsas y panadería saludable.
Los arándanos son una deliciosa y vibrante adición a la dieta. Apuesta por utilizarlos en jugos, licuados, ensaladas, salsas y panadería saludable.
Foto: Foto Jennifer Pallian / Unsplash

Llega el otoño y la calabaza siempre recibe todos los elogios, la realidad es que por muchas buenas razones. La calabaza está llena de fibra saludable para el intestino y betacaroteno, un antioxidante que se sintetiza en vitamina A, lo que respalda la salud de los ojos y al sistema inmunológico. Sin lugar a dudas comer calabazas es una gran adición a la dieta durante el invierno, sobre todo a medida que los meses se vuelven más fríos. Sin embargo, existe otro alimento que suele pasar desapercibido y que sin lugar a dudas es una estrella brillante del otoño: los arándanos. Son un absoluto tesoro nutricional, que aportan gran versatilidad y propiedades terapéuticas a la dieta.

Todos tenemos algunos buenos recuerdos relacionados con los arándanos durante la temporada navideña. De hecho la salsa de arándanos en la mesa en Acción de Gracias es un elemento básico, inclusive en decoraciones navideñas para hacer una guirnalda en el árbol, o incluso bebiendo un cóctel de arándanos con vodka en una fiesta. No caben dudas que los arándanos son una parte especial de la temporada navideña, pero lo más importante es hablar de sus grandes bondades medicinales. Se trata de uno de los super alimentos más importantes y saludables para incorporar en la dieta con regularidad.

Si bien existen muchas cualidades en torno a estas pequeñas frutillas, una de las que más ha llamado la atención de los expertos es su poder para promover un tracto urinario saludable. Es bien sabido que el jugo de arándano es uno de los remedios naturales más poderosos para mejorar infecciones urinarias y padecimientos como la cistitis. De hecho, hay muchas investigaciones que muestran cómo los arándanos en cualquier versión son un alimento que ayuda a mantener un tracto urinario saludable y reducir el riesgo de ciertas infecciones en su cuerpo. Todos sus beneficios curativos, se relacionan con su contenido en un antioxidante llamado proantocianidinas (PAC) que son sustancias conocidas por eliminar las toxinas de su cuerpo y mantenerlo saludable.

Sus beneficios para combatir las infecciones en el tracto urinario, son inmensos y la razón, es su capacidad para ayudar a eliminar las bacterias malas, a través de la orina. Y además, se trata de un alimento que ayuda a mantener el cuerpo nutrido y saludable. Lo mismo sucede con el sistema renal, los arándanos son un un grandioso protector de los riñones y ayudan a depurarlos de toxinas que pueden dañar su funcionamiento de manera natural.

Lo mejor de todo, es que de acuerdo con los expertos es posible beneficiarse de los PAC en los arándanos en cualquier forma, ya sea en jugos de botella, una lata de salsa de arándanos o incluso los arándanos secos espolvoreados en la ensalada. Todos los productos de arándano, incluidos los arándanos frescos y congelados, el cóctel de jugo de arándano, los arándanos secos y las salsas, contienen flavonoides únicos que promueven la salud: los famosos PAC. Los PAC ayudan a reducir la incidencia de ciertas infecciones, mantienen un tracto urinario saludable, mejoran la salud del corazón y reducen la inflamación asociada con las enfermedades crónicas y el envejecimiento.

De tal modo que una de las principales recomendaciones médicas, es consumir arándanos regularmente para cualquier persona que busque prevenir infecciones urinarias recurrentes. De hecho, se cuenta con una referencia muy valiosa, un estudio del American Journal of Clinical Nutrition que encontró que las mujeres que beben 8 onzas de jugo de arándano al día vieron una reducción del 40% en el riesgo de infecciones urinarias recurrentes para mujeres sanas. Seguido de un anuncio de la FDA en 2020 que recomendaba a las mujeres consumir regularmente jugo de arándano por la misma razón.

Los arándanos también benefician al corazón. Si bien un tracto urinario saludable es sin duda un beneficio importante de consumir arándanos con regularidad, este pequeño superalimento también puede beneficiar la salud de su corazón de manera poderosa. Se ha demostrado que los PAC, así como algunos otros antioxidantes en los arándanos, benefician al corazón de múltiples maneras que van desde ayudar a disminuir la presión arterial y aumentar el colesterol HDL (bueno) hasta disminuir la inflamación en los vasos sanguíneos, así como disminuir la rigidez de los vasos en esos con enfermedades del corazón.

Por si fuera poco, los arándanos son un magnífico aliado para mejorar la salud intestinal. Es bien sabido que un intestino sano es la llave para prevenir todo tipo de enfermedades y con ello se promueve la buena salud digestiva, inmune, mental y emocional ¿La razón? Otra vez los PAC. Se cuenta con un ensayo clínico publicado por el Journal of Gastroenterology and Hepatology que vinculó el consumo de jugo de arándano con la reducción de la tasa de infección por H. pylori en el intestino. Los participantes bebieron una porción de 8 onzas (que contenía 44 miligramos de PAC) dos veces al día y vieron una tasa de reducción del 20%. Se sabe que H. pylori es la principal causa identificada de cáncer gástrico.

Por último y no menos importante: No pases por alto las semillas. Como ya lo mencionamos anteriormente, existen formas típicas en las que consumimos arándanos, como jugo, salsa, ensaladas o incluso cócteles, las semillas de arándano también pueden beneficiar al cuerpo de diversas maneras. Son un pequeño tesoro, repleto de nutrientes. De color rojo brillante y crujientes, no tienen mucho sabor pero gozan de una enorme lista de beneficios. Como referencia son un poco más grandes que las semillas de chía, pero más pequeñas que la linaza, pero aún así están llenas de propiedades. La principal razón es que estas diminutas semillitas, están llenas de ácidos grasos omega-3, de fibra e incluso algunas proteínas de origen vegetal. Lo mejor de todo es que se pueden espolvorear fácilmente en ensaladas, avena o incluso mezclarlas en batidos. Otra genialidad es que también se pueden convertir en harina de semillas de arándano, que se puede utilizar para productos horneados.

Así que ya lo sabes, los arándanos son un alimento básico del otoño para darle un súper impulso a la dieta sobre todo para protegernos de las inclemencias y los cambios de temperatura de la temporada. Nos protegen contra enfermedades e infecciones, potencian la salud intestinal e inmune, y hasta son un gran aliado para la piel. Además son deliciosos y harán cualquier platillo o bebida mucho más atractiva y densa en nutrientes.

Te puede interesar: