Volvió a fallar: Sergiño Dest erró nuevamente solo frente al arquero [Video]

Sergiño Dest, durante los últimos días del ciclo de Ronald Koeman, fue utilizado como extremo por derecha. Y no le ha ido muy bien: el estadounidense volvió a fallar una clara oportunidad de gol dentro del área en la nueva derrota del Barcelona

Dest fue reubicado por Ronald Koeman como extremo por derecha.
Dest fue reubicado por Ronald Koeman como extremo por derecha.
Foto: Óscar del Pozo / AFP / Getty Images

Sergiño Dest volvió a fallar. El lateral de la selección de Estados Unidos erró de forma increíble una manifiesta oportunidad de gol en la derrota del Barcelona ante el Rayo Vallecano (1-0), que a la postre generó el despido de Ronald Koeman del banquillo azulgrana.

Cinco minutos después del gol de Radamel Falcao, Dest tuvo la chance perfecta de igualar el marcador. Recibió en el área un centro de Memphis Depay, y solo debía rematar con dirección a puerta para batir al arquero Stole Dimitrievski.

No obstante, al rematar no consideró el efecto que traía la pelota que le sirvió el neerlandés, y apenas la tocó, el balón se fue muy lejos de la meta rival, a pesar de que le pegó dentro del área chica.

Fue el segundo gran fallo de Dest de cara a portería en menos de una semana. En El Clásico, el estadounidense erró una clara ocasión de gol que hubiese cambiado por completo la historia del partido.

Casualmente fue en una jugada similar. A Sergiño le quedó el balón servido tras un rebote y solo tenía por delante a Courtois, a quien no pudo vencer por completo, pues envió el balón a las nubes.

Recordemos que Dest, tras el último parón de selecciones, fue utilizado por Ronald Koeman como extremo por derecha. En posición de ataque constante disputó los partidos ante el Valencia, Dinamo Kiev, Real Madrid y Rayo Vallecano.

Los fallos de Sergiño Dest nos marcan una tendencia. No está acostumbrado a desempeñarse en zona de ataque de forma constante, y por ende no suele gozar de oportunidades de gol con regularidad. Una vez éstas llegaron, el joven talento estadounidense no definió como lo hubiese hecho un extremo, habituado al contexto.

Difícilmente lo volvamos a ver en esa posición a partir de ahora. Un nuevo ciclo está por comenzar en el Barcelona tras el despido de Ronald Koeman.