Estudiante de la Universidad Brighman es acusado de posesión de pornografía infantil; ofrecía dinero a cambio de imágenes sexuales

La policía de Lehí arrestó a un estudiante de la Universidad Brighman Young por posesión de pornografía infantil; el acusado también ofrecía dinero a una menor de edad a cambio de fotografías de ella desnuda

Benjamín Christopher Shields fue arrestado por la policía de Lehi por poseer pornografía infantil.
Benjamín Christopher Shields fue arrestado por la policía de Lehi por poseer pornografía infantil.
Foto: Peter Macdiarmid / Getty Images

Un estudiante de la Universidad Brighman, Benjamín Christopher Shields, fue arrestado por la policía de Lehi por poseer pornografía infantil, además de extorsionar y explotar sexualmente a una menor de edad.

El joven universitario enfrenta 20 cargos de explotación, todos ellos considerados por las autoridades como delitos graves de segundo grado.

A decir de las autoridades, Benjamín Christopher Shields ofrecía una gran cantidad de dinero a una niña de 16 años para que le enviara en privado fotografías de ella desnuda.

También ha trascendido que el universitario se negó a entregar las fotografías, así como el video, donde aparece la menor de edad totalmente desnuda a la familia; a cambio de entregarlo el acusado pedía tener un video chat sexual con la menor, por lo que enfrenta un cargo de coacción-extorsión sexual, un delito que está catalogado como grave y de tercer grado.

El caso no es desconocido por el Departamento de Policía de la ciudad de Lehi, quien, según la declaración de causa probable, el pasado 11 de mayo fue notificada de los presuntos delitos cometidos por el universitario.

Dicha declaración da a conocer que Benjamín Christopher Shields contactó a la niña por medios de Snapchat y fue justo ahí cuando le hizo una jugosa oferta que rechazó de manera inmediata, además, bloqueó al usuario para que no pudiera contactarla.

Tiempo después, Shields logró ponerse en contacto con ella por medio de otro usuario y volvió a extender la propuesta, a lo que la joven accedió, con el único fin de ‘verificar que le pagaría’.

El acusado no sólo recibió las imágenes, sino que no pagó, además, elevó el tono de sus conversaciones y le pidió tener un chat sexual para poder darle el dinero que le había prometido.

Ante las amenazas, la menor contó a su madre lo sucedido y esta alertó a la policía quien rastreó a Benjamín Christopher Shields y dieron con su ubicación. En primera instancia, el acusado impidió que la policía lo registrara, sin embargo, una orden de registro para su teléfono dejó ver que no sólo tenía una, sino cientos de fotografías de mujeres desnudas.

Te puede interesar: