Una secta de Kansas es acusada de abuso infantil; menores de edad eran obligados a trabajar y eran golpeados

El líder de la secta, Royall Jenkins, logró reclutan decenas de niños gracias a que aseguraba haber sido secuestrado por ángeles que lo llevaron a través de una galaxia para enseñarle la forma correcta de gobernar la Tierra

Miembros de una secta de una secta de Kansas han sido acusado de conspiración, trabajo forzoso y abuso infantil.
Miembros de una secta de una secta de Kansas han sido acusado de conspiración, trabajo forzoso y abuso infantil.
Foto: Majid Saeedi / Getty Images

Jornadas de trabajo de 16 horas al día en restaurantes, gasolinerías y fábricas, así como malos tratos, dietas extremas, alimentos a cuentagotas y cero remuneraciones económicas, así es como cientos de niños de varias partes de Estados Unidos vivieron por años.

Los encargados de dichos actos de violencia infantil son los líderes de una agrupación con sede en Kansas, que ha sido calificada por las autoridades como una “secta y están siendo investigados por la explotación que recibían los niños en varias partes del país.

Según dio a conocer Univision, un grupo de fiscales generales han alegado que esta práctica fue realizada por las Naciones Unidas del Islam y los Creadores de Valor o UNOI.

Se sabe que Royall Jenkins antes de ser líder de la secta, se desempeñaba como camionero, además de haber sido miembro de la Nación del Islam hasta 1978, cuando fundó las Naciones Unidas del Islam.

Además, se animó a decir que había sido secuestrado por ángeles que lo levaron a través de la galaxia y le enseñaron la forma correcta de gobernar la Tierra.

La organización que tenía originalmente su sede en Maryland con el paso de los años se trasladó a Kansas City, ya para 1990 su fila de seguidores era tan grande que iniciaron los abusos por parte de Royall Jenkins quien señaló a sus fieles que el principio de su secta era el “deber obligatorio”, en otras palabras, el trabajo no remunerado.

Los líderes de la organización, Randolph Hadley, Jacelyn Greenwell, Etinia Kinnard, Dana Peach, Daniel Jenkins, James Staton, Yunus Rassoul y Kaaba Majeed, fueron nombrados en las acusaciones después de haber sido arrestados en Estados Unidos.

Esta semana los fiscales han acusado a los ocho líderes de UNOI de conspiración, trabajo forzoso y abuso infantil entre los años 2000 y 2012, según una acusación formal presentada en el Tribunal Federal de Kansas.

Hasta el momento, según ha informado el diario The Washington Post por ahora en los registros judiciales no aparece ningún abogado que los represente.

Te puede interesar: