Dormir con tu perro es bueno para ti… y para tu perro

Algunas personas consideran que dormir con el perro o con otra mascota interrumpe su sueño o es una práctica antihigiénica, pero algunos estudios han encontrado que tiene grandes beneficios para ambos

Dormir con tu perro o con tu mascota puede tener ventajas para ti y para tu animal de compañía.
Dormir con tu perro o con tu mascota puede tener ventajas para ti y para tu animal de compañía.
Foto: Pixabay

Todo en esta vida tiene pros y contras, y dormir con tu perro no es la excepción; pero diversas investigaciones han encontrado más beneficios de esta práctica que desventajas, beneficios que tú puedes experimentar y también tu perro.

Beneficios para las personas

Dormir con el perro, con el gato o con alguna otra mascota tiene más ventajas que desventajas, según lo encontrado por diversas investigaciones. Entre los inconvenientes se encuentra el movimiento natural de las mascotas, que pueden caminar sobre la cama en algún momento de la noche, despertar a su humano y sacarlo del sueño profundo, pero a cambio muchas personas pueden experimentar bienestar psicológico y emocional al compartir el lecho con sus animales de compañía.

Según datos recabados por el Centro de Medicina del Sueño de la Clínica Mayo en Phoenix, un 56% de las personas que dormían con sus mascotas percibieron que los animales fueron beneficiosos para el sueño y sólo un 20% se sintieron perturbadas por ellos. Esto es particularmente cierto para las personas que sufren ansiedad o depresión, pues se sienten acompañadas y acogidas por sus compañeros peludos.

Los niños y adolescentes también tienen beneficios al compartir la cama con sus mascotas. Una investigación del Laboratorio de Psicología de la Salud Pública Pediátrica de Canadá encontró que los niños que duermen con sus mascotas descansan tan bien como los que no lo hacen, así que esta práctica no es perturbadora como consideran algunos padres de familia.

Beneficios para los animales

Las mascotas también se benefician de compartir la cama con sus humanos, pues les ayuda a mejorar la confianza en sus cuidadores y experimentan un aumento de oxitocina y dopamina, algo que sin duda les causa bienestar. Y un perro o un gato que se siente bien, tendrá menos problemas de comportamiento o conductas destructivas.

Cuándo no intentarlo

Los expertos sugieren que dormir con mascotas no es buena idea cuando el humano sufre trastornos del sueño como insomnio, apnea o noctambulismo, pues los animales en la cama pueden empeorar estas condiciones de por sí dañinas. Tampoco se recomienda para quienes sufren alergias o problemas respiratorios como asma o enfermedad pulmonar obstructiva, pues los alérgenos presentes en la saliva, el pelo o la piel de los animales puede empeorar los síntomas.

Otros casos en los que no es buena idea, es cuando hay mascotas exóticas en casa, como hurones y conejillos de Indias, con los que deben seguirse recomendaciones específicas de salud y seguridad.


Lee más:

+ Beneficios y retos al adoptar un perro adulto

+ 10 señales de que tu perro te ama, según la ciencia

+ Día Nacional del Perro: 4 tips para comunicarte con tu mascota

+ Los perros pueden detectar a las personas negativas, lo dice la ciencia