Estados Unidos exigirá vacunas contra la COVID-19 a viajeros esenciales que crucen la frontera a partir del 22 de enero

Trabajadores considerados esenciales, como conductores de camiones, funcionarios públicos y personal de emergencia deberá presentar prueba de vacunación completa si quieren ingresar a EE.UU. desde México o Canadá a tono con las nuevas reglas para turistas de 33 países

Extranjeros esperan en el puerto de El Paso, Texas, para ser revisados por oficiales migratorios.
Extranjeros esperan en el puerto de El Paso, Texas, para ser revisados por oficiales migratorios.
Foto: PAUL RATJE / AFP / Getty Images

A partir del 22 de enero, Estados Unidos le exigirá todos los viajeros extranjeros, sin excepción, que entren a través de las fronteras terrestres prueba de vacunación completa contra la COVID-19, según reveló este martes un funcionario de la Casa Blanca a la agencia de noticias Associated Press.

El requerimiento aplica, a partir de esa fecha, a los trabajadores considerados esenciales, como conductores de camiones, funcionarios públicos y personal de emergencia.

La medida complementa la que entró en vigor a principios de este mes para turistas de 33 países que lleguen a EE.UU.

El funcionario que habló bajo condición de anonimato añadió que los viajeros que crucen por ferry también deberán contar con las dos dosis de alguna de las vacunas para prevenir el coronavirus que son aceptadas en EE.UU.

Aunque, a principios de noviembre, se reabrieron las fronteras para todos los viajeros con el requisito de que estuvieran completamente vacunados, como parte del cambio se permitió que los extranjeros considerados como esenciales pudieran ingresar al país sin presentar su estatus de vacunación de manera temporal.

Ahora, no habrá excepción alguna para quienes no son ciudadanos y residentes estadounidenses. En el caso de estas personas solo se le solicitarán pruebas negativas de COVID-19 en caso de no estar vacunadas.

“Estos requisitos son otro ejemplo de cómo las regulaciones poco prácticas evitarán que los conductores transiten por las carreteras”, opinó Norita Taylor, portavoz de la organización Owner-Operator Independent Drivers Association.

De acuerdo con la vocera, la nueva disposición obligará a propietarios, operadores y conductores experimentados a abandonar el negocio en medio de la crisis en la cadena de suministro. Actualmente, batalla contra la escasez de camioneros para trasladar productos.

Desde el 8 de noviembre, los adultos no inmigrantes que quieran cruzar hacia EE.UU. a través de los límites fronterizos con Canadá y México para viajes no esenciales, ya sea para visitar a parientes o por turismo, deben haber recibido vacunas autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) o por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La vacuna rusa Sputnik V, la china CanSico o las cubanas Abdala, Soberana 02, Soberana Plus no son aceptadas por las autoridades sanitarias antes mencionadas.

Las medidas anteriores se suman a las de septiembre pasado firmadas por el presidente Joe Biden que obligan a empleados federales a vacunarse.

El funcionario firmó una orden ejecutiva que exige a los más de cuatro millones de empleados federales y contratistas del Gobierno a vacunarse contra la COVI-19 para el próximo 22 de noviembre o enfrentar el riesgo de perder sus empleos.

Fuentes oficiales informaron este lunes que más del 90% de los trabajadores del Gobierno ya han recibido al menos una dosis de alguna de  las vacunas.

 Los trabajadores que no cumplan con el requisito serán sometidos a un proceso de orientación que podría traducirse en su despido si no se vacunan o consiguen la excepción por motivos médicos o religiosos.

Te puede interesar:

Residentes en México vacunados contra la COVID-19 se quejan de no poder cruzar a EE.UU. vía terrestre por haber sido inmunizados con dosis de Sputnik-V o CanSino