Cáncer mata a reo que sobrevivió a tortuosa y fallida ejecución en 2018

El prisionero Doyle Lee Hamm sobrevivió hace tres años a un agonizante y fallido intento de ejecución que pudo haber causado daños a su salud. Hamm murió el pasado fin de semana de cáncer

El reo Doyle Lee Hamm  que se salvó de morir a través de una inyección  letal en 2018, murió a los 64 años.
El reo Doyle Lee Hamm que se salvó de morir a través de una inyección letal en 2018, murió a los 64 años.
Foto: SANDY HUFFAKER / Getty Images

Tras sobrevivir en 2018 a una agonizante, tortuosa y fallida ejecución, Doyle Lee Hamm, un reo de Alabama falleció de cáncer a los 64 años.

Hamm, que había sido condenado a muerte por un asesinato cometido en 1987, estaba luchando contra un linfoma extremadamente agresivo desde 2014 y falleció debido a las complicaciones de la enfermedad, informó su abogado, Bernard Harcourt.

Fue en 2018 cuando Doyle Lee Hamm fue sometido al proceso de ejecución mediante inyección letal, al cual sobrevivió luego de que los encargados pasaran más de dos horas intentando sin éxito hallar una vena para administrarle el líquido que acabaría con su vida.

De acuerdo con el abogado del convicto, dichos intentos pudieron haberle causado perforación de vejiga, una arteria o ambas.

Harcourt había advertido a la Oficina del Fiscal General que las venas de Hamm no eran aptas para ese tipo de ejecución debido a que el condenado usó drogas intravenosas por años y posteriormente estuvo bajo tratamiento de cáncer linfático, no obstante, la ejecución por esa vía se llevó a cabo luego de que el reo pasara 30 años en el corredor de la muerte.

En su momento el representante legal de Hamm señaló que la decisión del juez fue tomada por tiempo: “Fue un problema de tiempo. Yo no calificaría necesariamente lo que nos ocurrió esta noche como un problema. La única indicación que tengo es que, en su criterio médico, fue más una cuestión de tiempo dado lo tarde que era”.

“El resultado fue una ejecución agonizante, tortuosa y fallida que lo dejó en la camilla durante dos horas y media mientras picaban y pinchaban sus piernas e ingle tratando de encontrar una vena”, denunció en su momento Bernard Harcourt.

Tras esa traumática experiencia, el estado de Alabama pactó no establecer más fechas de ejecución para Hamm y acordaron resolver todos los litigios pendientes en los tribunales; sin embargo, murió el pasado fin de semana a los 64 años.

Te puede interesar: