Nueva York: Abren sitios de inyección de drogas supervisados para prevenir sobredosis

La ciudad de Nueva York autorizó dos sitios de inyección supervisados ​​en Manhattan, en los vecindarios de East Harlem y Washington Heights

La ciudad de Nueva York autorizará dos sitios de inyección supervisados ​​en Manhattan.
La ciudad de Nueva York autorizará dos sitios de inyección supervisados ​​en Manhattan.
Foto: Jeff J Mitchell / Getty Images

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio anunció este martes que se autorizó la apertura de las primeras instalaciones de consumo de drogas supervisadas en la ciudad.

Los servicios del centro de prevención de sobredosis (Overdose Prevention Center, OPC), están destinados a reducir las muertes por sobredosis, un problema de salud pública que el país en su conjunto ha estado lidiando y que ha experimentado un aumento dramático durante la pandemia.

Los OPC, también conocidos como sitios de inyección supervisados ​​o de consumo de drogas supervisado, son lugares seguros donde las personas que usan drogas pueden recibir agujas limpias, atención médica y estar conectadas a servicios sociales, así como tratamiento para la adicción.

Los OPC serán una extensión de los servicios existentes y estarán ubicados junto a proveedores de servicios de jeringas previamente establecidos.

La ciudad de Nueva York autorizó dos sitios de inyección supervisados ​​en Manhattan, en los vecindarios de East Harlem y Washington Heights, mismos que comenzarán a operar el martes.

“La Ciudad de Nueva York ha liderado la batalla de la nación contra COVID-19, y la lucha para mantener segura a nuestra comunidad no se detiene ahí. Después de un estudio exhaustivo, sabemos el camino correcto a seguir para proteger a las personas más vulnerables de nuestra ciudad. Y no dudaremos en aceptarlo”, dijo el alcalde Bill de Blasio. 

Los centros de prevención de sobredosis son una forma segura y eficaz de abordar la crisis de opioides. Me enorgullece mostrar a las ciudades de este país que, después de décadas de fracaso, es posible adoptar un enfoque más inteligente”, agregó.

Por su parte, el comisionado de salud de la ciudad de Nueva York, Dave Chokshi, dijo que “la epidemia nacional de sobredosis es un incendio de cinco alarmas en la salud pública, y tenemos que abordar esta crisis al mismo tiempo que nuestra lucha contra el covid”. 

 “Darle a la gente un espacio seguro y de apoyo salvará vidas y traerá gente de las calles, mejorando la vida de todos los involucrados. Los centros de prevención de sobredosis son una parte clave de una reducción de daños más amplia”, aseguró.


También lee:
· Banda traficaba cocaína las 24 horas en meca turística Times Square de Nueva York; pandillero latino arrestado
· Escenas dantescas de jeringas y consumo de drogas a plena luz en anárquica Times Square de Nueva York
· Drogas: el nuevo atractivo “turístico” de la tolerante Nueva York que tiene las calles en jaque