Pudo terminar en tragedia: doctores explicaron cómo Teófimo López sorteó la muerte en su última pelea

El boxeador con raíces hondureñas, Teófimo López, pudo perder algo más que sus cinturones el último sábado de noviembre por pelear con aire en el pecho

López pensó que solo era su asma habitual.
López pensó que solo era su asma habitual.
Foto: Al Bello / Getty Images

“Tiene suerte de no estar muerto”, dijo el Dr. Peter Constantino a ESPN sobre la última pelea que tuvo Teófimo López. Y no fue solo por la golpiza que recibió, sino por haber peleado con aire en el pecho que pudo hacerlo terminar en un trágico desenlace.

El peleador de sangre hondureña perdió los cinturones WBA (Super), la IBF, la WBO y The Ring contra el australiano George Kambosos Jr. en el Hulu Theater  de New York. Y pudo perder lo más valioso que tiene el ser humano: la vida.

“Seguro que podría haber muerto. Como respiraba, ni siquiera puedo explicártelo. Es como si alguien le hubiera atado un juego de pesas de 300 libras alrededor del pecho… como si su cuello y su pecho estuvieran en un tornillo de banco”, declaró a ESPN la Dra. Linda Dahl, otorrinolaringóloga de Manhattan.

López, de 24 años de edad, fue diagnosticado con neumomediastino con aire extenso en el espacio retrofaríngeo, en el Hospital Bellevue tras llegar de la pelea en la noche del 27 de noviembre, reportó ESPN.

La Dr. Dahl agregó que un pequeño desgarro en el esófago pudo causarle tal situación. “El aire rodeaba su pared torácica, su corazón y su cuello, lugares donde se supone que no debe estar el aire”, agregó.

Este diagnóstico se amplificó por el asma que sufre López desde hace años. También por ser positivo a COVID-19 en junio.

Pensé que era solo mi asma. Luché contra el asma antes. Si se lo dijera a todos, habrían cancelado la peleaTeófimo López – ESPN

“Pero decidí no hacerlo, debido a la cantidad de presión que estaba bajo. No quería escuchar a la gente decir: ‘Oh, otro aplazamiento”, cerró López.

Lee también:
Teófimo López se descara: “Yo gané hoy”, dice luego de su categórica derrota en el Madison Square Garden