Video: en pleno repunte de COVID, pastor unta saliva en la cara de un feligrés; quería que las palabras de Dios “cobraran vida”

"Recibir una visión de Dios puede ponerse desagradable", indicó Michael Todd antes de embarrar de saliva el rostro de un feligrés, mientras los asistentes mostraban su desagrado

Pastor se disculpa por llenar de saliva el rostro de un feligrés.
Pastor se disculpa por llenar de saliva el rostro de un feligrés.
Foto: weldert / Pixabay

Un repugnante y desagradable acto se registró en la Transformation Church en Tulsa, Oklahoma, luego de que un pastor frotara su saliva en la cara de un feligrés durante un sermón, lo cual ha generado polémica e indignación.

“Recibir una visión de Dios puede ponerse desagradable”, dijo el pastor Michael Todd, durante el acto que fue grabado y subido a su canal de YouTube.

Luego se ve como el hombre, que había escupido varias veces en su mano, se unta la saliva en ambas manos y posteriormente la embarra toda en la cara del feligrés, quien tiene los ojos cerrados y solo los aprieta más al sentir el líquido en su cara, el cual escurre un poco luego de que el pastor se lo untara, mientras se escuchan sonidos de asco y sorpresa por parte de los asistentes.

“Lo que les digo es que la manera en que acaban de reaccionar es cómo reaccionará la gente en sus vidas cuando Dios haga lo necesario para el milagro”, señaló Todd en respuesta a la negativa reacción de la gente.

Si bien el hombre del escenario era el hermano menor del pastor, Todd recibió fuertes críticas por sus polémicos métodos.

“Cuando los pastores recurren a payasadas en vez de la palabra, no tienen otro remedio que subir la apuesta en creatividad y el valor del impacto”, señaló en Twitter una persona.

Mientras que otras personas lo señalaron por ignorar las normas del coronavirus en un momento en que Estados Unidos continúa registrando un aumento en los casos de covid-19.

Ante la oleada de críticas desatada por su acción, Michael Todd publicó un video en el que reconoció que su sermón había resultado ser más chocante de lo previsto.

“Lo vi de nuevo y fue asqueroso. Fue repugnante. Quiero validar los sentimientos de todo el mundo de que fue una distracción para lo que realmente intentaba hacer”, aseguró el pastor, quien se justificó diciendo que quería que las palabras de Dios “cobraran vida” para sus espectadores.

Te puede interesar: