Cracker Barrel deberá pagar $9.4 millones de dólares a un hombre por servirle un químico en lugar de agua

El restaurante Cracker Barrel deberá pagar a un cliente una millonaria multa de $9.4 millones de dólares por servirle un químico cuando lo que había solicitado que se le sirviera era solamente agua pura

Cliente de Cracker Barrel sufrió quemaduras en boca y esófago al tomar un sorbo de químicos pensando que era agua pura.
Cliente de Cracker Barrel sufrió quemaduras en boca y esófago al tomar un sorbo de químicos pensando que era agua pura.
Foto: Stephan Müller / Pexels

La cadena de restaurantes Cracker Barrel debe pagar a un hombre $9.4 millones de dólares, luego de que un jurado en el condado de Marion, Tennessee, declaró que la compañía fue responsable de servirle un vaso lleno de un químico cuando el cliente solo solicitó agua helada.

CNN publicó que el jurado determinó que el restaurante fue responsable del error que puso en riesgo la integridad del cliente y que la cifra de la indemnización podría tener un tope debido a una ley de Tennessee sobre daños civiles.

El jurado emitió un veredicto por daños compensatorios de $4.3 millones de dólares en solo 30 minutos –uno de los veredictos más rápidos que hayamos visto– y otorgó daños punitivos de $5 millones después de solo 10 minutos de deliberación adicional”, explicó Thomas Greer, abogado del demandante William Cronnon.

“La velocidad del veredicto, combinada con una cantidad superior a la que pedimos, habla de lo peligrosa que era la política de Cracker Barrel”, agregó Greer.

Mientras que Cracker Barrel comentó a CNN su decepción por la decisión: “Si bien tenemos un gran respeto por el proceso legal, obviamente estamos decepcionados y en gran desacuerdo con el fallo del jurado en este caso, que involucró un incidente desafortunado y aislado que ocurrió en una de nuestras tiendas hace ocho años”.

La división de Relaciones Públicas de Cracker Barrel detalló al medio que: “Aunque estamos considerando nuestras opciones con respecto a este veredicto, nos complace que este asunto haya quedado atrás para que podamos concentrarnos mejor en cuidar a nuestros huéspedes y empleados en todo el país”.

¿Cómo sucedieron los hechos?

En abril de 2014 William Cronnon almorzaba en un restaurante Cracker Barrel en el condado de Marion, cuando bebió un sorbo de lo que sirvieron en lugar del agua que solicitó, e inmediatamente se dio cuenta de que no se trataba de agua helada sino de un químico que le causaba una sensación de ardor en su boca y esófago, según documentos judiciales a los que tuvo acceso CNN.

Luego se descubrió que al cliente se le había servido el químico Eco-San, que se usaba como limpiador en el área de la cocina. En la demanda se describió que el químico corrosivo causó lesiones físicas internas permanentes y graves a Cronnon.

Los documentos describen que el afectado todavía sufre síntomas, incluidas lesiones en la boca y el esófago, por las que ha desembolsado fuertes cantidades en atención médica y seguirá haciéndolo.

“La negligencia de Cracker Barrel no solo causó daño físico al cliente, sino que le quitó parte de su identidad”, dijo el abogado de William Cronnon.

También te puede interesar:

NYC es la ciudad de EEUU que más gasta en indemnizaciones

Prohíben acceso a cliente a un restaurante tipo buffet porque provoca pérdidas por lo mucho que come

Las experiencias gastronómicas más inusuales en todo Estados Unidos