Estudio de los CDC indica que contagiarse de COVID protege más que vacunarse, pero inmunización evita síntomas graves

Expertos coinciden en que los resultados de la investigación, con base en datos recopilados en Nueva York y California, no debe considerarse una puerta abierta para bajar la guardia en cuanto a medidas de prevención

Las iglesias están siendo centros de vacunación en países como Austria.
Las iglesias están siendo centros de vacunación en países como Austria.
Foto: EFE

Un contagio anterior de COVID protege mejor a los pacientes de nuevas infecciones, pero la vacunación sigue siendo la mejor forma de prevenir los síntomas más graves de la enfermedad, reveló un estudio publicado este miércoles por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los hallazgos, con base en datos recopilados en California y Nueva York, revelaron que un contagio previo proveyó mayor protección a nuevas infecciones, que las vacunas, durante las oleadas de diagnósticos positivos por la variante delta desde verano del año pasado.

Los resultados de la investigación, publicadas como parte del informe semanal de los CDC, parecen llevar la contraria al mensaje general de las autoridades gubernamentales y sanitarias sobre la importancia de la vacunación. Pero no es así.

Expertos coinciden en que la inmunización sigue siendo la mejor manera de controlar los síntomas más graves de COVID y evitar un mayor riesgo de hospitalizaciones y muertes.

“Las vacunas siguen reduciendo el riesgo de que una persona contraiga el virus que causa la COVID-19 y son muy eficaces para prevenir la enfermedad grave”, dijo Benjamin Silk, epidemiólogo y uno de los autores del estudio.

Otros como el inmunólogo E. John Wherry, de la Universidad de Pennsylvania, pidieron cautela al analizar los resultados para no tomarlos como puerta abierta para no prevenir el contagio.

“El mensaje fundamental es que a partir de la infección sintomática por COVID se genera cierta inmunidad“, planteó Wherry, según citado por NBC. “Pero sigue siendo mucho más seguro obtener la inmunidad a partir de la vacunación que de la infección”, puntualizó.

Christine Petersen, epidemióloga de la Universidad de Iowa, argumentó por su parte sobre la probabilidad de que una vacuna desarrollada contra una forma anterior del coronavirus sea cada vez menos eficaz contra las nuevas variantes o cepas.

Cabe señalar además que los resultados no pueden aplicarse a la actual oleada de casos por la variante Ómicrón, que representa más del 99% de los nuevos casos de  COVID en Estados Unidos.

Como parte del estudio, se analizaron datos sobre las infecciones por COVID  entre más de 1.1 millones de adultos de California y Nueva York, entre mayo y noviembre del año pasado.

Te puede interesar:

Al menos 60,000 morirán en Estados Unidos de COVID-19 por variante Ómicron, indica reporte