Dos enfermeras detenidas por vender tarjetas falsas de vacunación COVID en Nueva York, ganando más de 1 millón de dólares

Las enfermeras Julie DeVuono y Marissa Urrar fueron arrestadas en Long Island (NY) por supuestamente falsificar tarjetas de vacunación COVID-19 en un esquema de fraude que recaudó más de $1.5 millones de dólares

Marissa Urraro y Julie DeVuono, enfermeras detenidas.
Marissa Urraro y Julie DeVuono, enfermeras detenidas.
Foto: Suffolk County Police Department / Cortesía

Julie DeVuono y Marissa Urrar fueron arrestadas en Long Island (NY) por supuestamente falsificar tarjetas de vacunación COVID-19 en un esquema de fraude que recaudó más de $1.5 millones de dólares.

DeVuono y Urraro, enfermeras de 49 y 44 años, están acusadas de cobrar $220 dólares por tarjetas falsas para adultos y $85 las de niños, dijo el viernes el Departamento de Policía del Condado Suffolk.

“Como enfermeras, estas dos personas deben comprender la importancia de las tarjetas de vacunación legítimas mientras todos trabajamos juntos para proteger la salud pública”, dijo el comisionado de policía del condado, Rodney K. Harrison.

Las mujeres supuestamente dirigieron la estafa desde noviembre de 2021 hasta este mes, fuera de “Wild Child Pediatric Healthcare” en Amityville, que es propiedad de DeVuono, dijo la oficina del fiscal de distrito de Suffolk a NBC News.

Luego el dúo agregaba la información en el Sistema de información de inmunización del estado Nueva York (NYSIIS), registrando falsamente a las personas como vacunadas.

En su comparecencia el viernes, los fiscales también alegaron que la pareja falsificó tarjetas de vacunas para agentes encubiertos de la policía de Nueva York. Los investigadores descubrieron $900,000 dólares en efectivo en la casa de DeVuono.

En diciembre, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, decretó que producir o usar una tarjeta falsa de vacunación contra el coronavirus era un delito estatal, además de federal, añadiendo otra opción para enjuiciar a los usuarios y proveedores de esos documentos fraudulentos.

En el otoño varios empleados de NYC fueron acusados ​ de usar tarjetas falsas para eludir el mandato de vacunación municipal del entonces alcalde Bill de Blasio, incluidos dos policías NYPD de alto rango que fueron despojados de sus escudos y armas por ello.