Producir o usar tarjetas falsas de vacunación COVID pasó a ser un delito estatal en Nueva York además de federal: decreto de gobernadora Hochul

Fabricar información sobre vacunas ya era un delito federal, pero ahora se agrega otra opción para enjuiciar a los usuarios y proveedores de tarjetas falsas en NY. “Estas nuevas leyes nos ayudarán a mejorar nuestra respuesta a la pandemia", dijo Hochul

Registro de vacunación coronavirus.
Registro de vacunación coronavirus.
Foto: JESÚS EDUARDO CORREA / Cortesía

Producir o usar una tarjeta falsa de vacunación contra el coronavirus se ha convertido en un delito estatal en Nueva York, gracias a un proyecto de ley promulgado anoche por la gobernadora Kathy Hochul.

El proyecto de ley, que se firmó junto con un paquete de otras medidas relacionadas con la respuesta a una pandemia, convierte la falsificación de una tarjeta de vacunación contra el coronavirus en un delito menor de clase A. También establece un nuevo cargo por manipulación de computadora para alteración intencional de material perteneciente a los registros de la vacuna COVID-19, reportó Daily News.

“Necesitamos asegurarnos de aprender las lecciones de la pandemia para no cometer los mismos errores dos veces”, dijo Hochul en un comunicado después de firmar los proyectos de ley. “Estas nuevas leyes nos ayudarán a mejorar nuestra respuesta a la pandemia ahora, tomar medidas enérgicas contra el uso fraudulento de los registros de vacunación y ayudarnos a comprender mejor las áreas de mejora que debemos hacer en nuestro sistema de atención médica para que podamos estar aún más preparados”.

Fabricar información sobre vacunas ya era un delito federal, pero la medida de Hochul agrega otra opción para enjuiciar a los usuarios y proveedores de tarjetas de inmunización falsas.

Varios empleados de NYC han sido acusados ​ de usar tarjetas falsas para eludir el mandato de vacunación municipal del alcalde Bill de Blasio, incluidos dos policías NYPD de alto rango que recientemente fueron despojados de sus escudos y armas por ello.

La senadora estatal Anna Kaplan (D-Long Island), patrocinadora del proyecto de ley, dijo que el reciente aumento de las infecciones por COVID-19 en Nueva York hace que la capacidad de procesar el fraude de tarjetas de vacunas sea especialmente importante. “Nunca ha sido más urgente proteger este proceso del fraude para que la salud y la seguridad del público no se vean comprometidas por los malos actores que utilizan tarjetas de vacunación o pasaportes fraudulentos”, afirmó.