Cambiar los ultraprocesados y carne roja temprano en tu vida podría sumarte diez años de vida, según nueva investigación

Comer más frijoles, granos integrales y nueces, y menos carne roja y procesada puede sumar 10 años de vida a los estadounidenses, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bergen

Los frijoles son uno de los alimentos que conforman una dieta  para la longevidad.
Los frijoles son uno de los alimentos que conforman una dieta para la longevidad.
Foto: Marina Leonova / Pexels

La alimentación tiene una gran influencia en la salud y la prevención de enfermedades. Algunas dietas podrían restarte años de vida, mientras que otras pueden promover la longevidad. Un nuevo estudio encontró que pasar de una dieta occidental típica a una dieta optimizada puede sumar diez años a la esperanza de vida.

Comer más legumbres, cereales integrales y frutos secos, y menos carne roja y procesada traen las mayores ganancias en años de esperanza de vida, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bergen (UiB) en Noruega y publicado en PLOS Medicine.

Los beneficios adicionales se asocian con el aumento de la ingesta de frutas, verduras y pescado, al tiempo que se reduce la ingesta de bebidas azucaradas, huevos y granos refinados.

Los investigadores de la UiB desarrollaron una calculadora que puede estimar cuántos años de vida podrías ganar modificando los patrones de dieta.

Entre más temprano se cambie la dieta, mayores ganancias

Cambiar la dieta a cualquier edad está asociado con una mayor esperanza de vida, pero entre más joven mayores ganancias.

Para adultos jóvenes en los Estados Unidos, el modelo estima que un cambio sostenido de la dieta occidental típica a la dieta óptima a partir de los 20 años aumentaría la esperanza de vida de una década para las mujeres (10.7años) y los hombres (13 años).

Para las personas mayores, cambiar a una dieta optimizada también traería ganancias anticipadas en la esperanza de vida, aunque serían menores que si de adoptan desde una edad más temprana, aun así hay ganancias sustanciales.

“Por ejemplo, es probable que una mujer promedio de 40 años de los Estados Unidos o Europa que ha consumido una dieta occidental típica gane alrededor de diez años al optimizar su dieta a partir de esa edad”, señaló el profesor Lars T. Fadnes del Departamento de Salud Global y Atención Primaria de la UiB.

Incluso entre las personas de setenta años, optimizar la dieta se asocia con una mayor esperanza de vida del siete por ciento o más para ambos sexos en todos los grupos de edad.

Reducir el consumo de alimentos altamente procesados es una manera de procurar la longevidad, estudios anteriores han encontrado que el consumo de estos alimentos pueden restar años a tu vida.

Las carnes procesadas pueden aumentar el riesgo de enfermedades crónicas y de muerte prematura. Un estudio global dirigido por científicos de Hamilton encontró que el consumo de 150 gramos o más de carne procesada a la semana se asoció con un 46% más de riesgo de enfermedad cardiovascular y un 51% más de riesgo de muerte prematura que aquellos que no consumían alimentos procesados.

Te puede interesar:
Por qué los frijoles negros son los favoritos para promover la longevidad
5 hábitos alimenticios para lucir más joven
Cuánta fruta y verdura necesitas comer al día para vivir más tiempo