Hoteles “esconden” tráfico sexual de menores en Nueva York: madres y fiscalía alertan en Queens

El negocio de la trata de adolescentes y mujeres jóvenes es una subcultura a la que muchos neoyorquinos no prestan atención: a pesar de que "está sucediendo en apartamentos, hoteles abandonados y activos”, alertó la fiscal de Queens

Los moteles suelen ser sitios de estadía corta.
Los moteles suelen ser sitios de estadía corta.
Foto: David McNew / Getty Images

Cuando asumió el cargo como la primera mujer fiscal de distrito del condado Queens (NYC), Melinda Katz dijo que tenía un objetivo: usar más recursos para combatir el tráfico sexual.

Creó una oficina de trata de personas del municipio (Human Trafficking Bureau) y prometió a los sobrevivientes la oportunidad de salir adelante. “Proporcionamos la infraestructura que es absolutamente necesaria para sobrevivir y prosperar”, afirmó. “No importa cuánto tiempo haya estado en este negocio, la oficina del fiscal de distrito de Queens está allí. Te ayudaremos a salir”.

Katz también sabe que el trabajo realizado por la jefa de la oficina, Jessica Melton, y otros fiscales puede ser un desafío, porque el negocio de la trata de adolescentes y mujeres jóvenes es una subcultura a la que muchos neoyorquinos no prestan atención: a pesar de que “Está sucediendo en apartamentos, hoteles abandonados y hoteles activos”, dijo a Pix11.

Afirma que su oficina ha sumado 23 acusaciones contra 37 traficantes durante su tiempo como fiscal de distrito. Ello incluye dos hombres arrestados en el hotel “JFK Inn”, acusados de violar a una adolescente de 15 años, antes de obligarla a realizar servicios sexuales para otros. Un investigador encubierto rescató a la víctima, después de hacerse pasar por un “cliente” que respondía un anuncio en línea. Otro hotel en Queens Boulevard fue escena de tiroteos y quejas sobre prostitución adolescente.

Dawn Rowe, directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro “Girl Vow”, destacó que las mujeres fugitivas son especialmente vulnerables, y dentro de las primeras 48 horas es probable que sean secuestradas. “Muchas [chicas] se vuelven strippers”.

Theresa Racine, residente de Queens que fundó el grupo Xtreme Measure Media, comentó que a su hija le dieron anfetaminas cuando era adolescente para mantenerla despierta. La niña trabajaba como stripper mientras también era traficada. “Tenía de 10 a 30 hombres por noche”. Luego escapó de las garras del proxeneta, pero ha luchado contra la adicción y ahora vive fuera del estado NY.

La fiscal de distrito Katz destacó que gran parte de la actividad de tráfico ocurre cerca de los centros de transporte, incluyendo aeropuertos. Señaló que los hoteles “dan una sensación de anonimato”.

Sarah Sankarsingh, otra madre de una víctima en Queens, pidió a la policía que monitoreara mejor los moteles de estadías cortas, porque en algunos de esos sitios los adolescentes están siendo explotados sexualmente. Detalló que a fines de enero su hija escapó de un hombre mayor en un motel de Woodside, en Queens Boulevard.

Reiteradamente se ha dicho que Queens es la capital de la prostitución disfrazada de masajes en EE.UU. Esta semana, Sharice Mitchell (51) y su esposo Kareem “Napoleon” Mitchell (38) fueron acusados de supuestamente traficar varias mujeres con fines sexuales en la ciudad de Nueva York, incluidas dos víctimas acogidas en su hogar en El Bronx y luego alquiladas, alegaron los fiscales.

Previamente, en octubre dos agentes de NYPD fueron sorprendidos ofreciendo un costoso servicio de “taxi” para prostitutas de alto nivel que querían una escolta policial a sus trabajos, según registros disciplinarios publicados.