Elsa Pataky acabó con el “complejo” de su baja estatura cuando conoció a Chris Hemsworth

En su última conversación con la revista ¡Hola!, Elsa Pataky ha querido subrayar que con el paso de los años ha ganado "confianza" en sí misma y ha aprendido a superar sus "complejos", concretamente el que le provocaba su baja estatura

Elsa Pataky y Chris Hemsworth.
Elsa Pataky y Chris Hemsworth.
Foto: VALERIE MACON/ / AFP / Getty Images

A sus 45 años, Elsa Pataky sigue deslumbrando en sus apariciones públicas, y también en sus fotos más espontáneas de Instagram, gracias a su innegable belleza, a su tonificado físico y a la simpatía que no deja de proyectar allá donde va.

En su última conversación con la revista ¡Hola!, la actriz madrileña ha vuelto a demostrar que la clave de su éxito reside en el equilibrio, ya que tanto en su alimentación como en lo que respecta a la actividad física la intérprete rechaza las “exageraciones” y apuesta por una perspectiva flexible a la hora de cuidarse.

Para mí cuidar la alimentación, o hacer ejercicio, forman ya parte de mi forma de llevar una vida saludable“, ha expresado antes de referirse directamente a su práctica del ayuno intermitente. “Es parte de ese enfoque saludable. Me encuentro muy bien, aunque no es algo que lleve a rajatabla. Si tengo que saltármelo por razones de viaje, acontecimientos o simplemente porque me apetezca, lo hago sin ningún problema. Tampoco hay que exagerar”, ha señalado.

El estilo de vida que ha abrazado la artista, madre de tres hijos con su marido Chris Hemsworth, desde hace ya décadas es fruto de sus “convicciones” y no de un peligroso deseo de gustar a los demás a cualquier precio, como ha querido subrayar en su charla con la publicación. Y es que con el paso de los años Elsa ha ganado “confianza” en sí misma y ha aprendido a superar sus “complejos”, concretamente el que le provocaba su baja estatura.

“Cuando era muy jovencita, tenía complejo de bajita y llevaba siempre tacones muy altos. Pues, curiosamente, se me quitó cuando conocí a Chris, que mide casi dos metros. A partir de ahí, llevo tacones solo en eventos y andar descalza no me supone ningún problema. Es como una aceptación total: ‘Sí, soy bajita, sobre todo al lado de mi marido, ¿y qué?'”, ha asegurado sobre la importancia de la autoaceptación.

También te puede interesar:

Elsa Pataky presume esculturales piernas al dar la bienvenida a la primavera

Elsa Pataky sorprende con los músculos que ha ganado para su próxima película