Meghan Markle pierde ante la reina Isabel II: por orden de la monarca, la duquesa de Sussex se queda sin otro patronazgo real

Meghan Markle no puede hacer nada. La reina Isabel II tiene poder absoluto y ya que tanto ella como el príncipe Harry renunciaron ser los duques de Sussex, la monarca haciendo caso a sus deseos, poco a poco los ha ido despojando de sus títulos y responsabilidades ceremoniales en el seno de la monarquía británica

Meghan Markle.
Meghan Markle.
Foto: Grosby Group

La antigua actriz, Meghan Markle, ejercía hasta ahora, aunque han pasado ya dos años desde que el príncipe Harry y ella iniciaran una nueva vida en California, como patrona de la gran institución teatral del Reino Unido, el National Theatre. Como ha confirmado el propio organismo en una entusiasta nota de bienvenida, la nueva cara visible de la organización es nada menos que Camilla Parker Bowles. ¡Bye, bye Meghan Markle!

La duquesa de Cornualles y futura reina de Inglaterra, distinción que ya le ha sido asegurada de cara a la futura entronización del príncipe Carlos, siempre ha proyectado en público una gran pasión por las artes escénicas, a las que ha “apoyado” de forma especial durante los duros años de la pandemia del coronavirus.

“La duquesa comparte nuestra creencia de que el teatro enriquece nuestras vidas, y de que todo el mundo debería tener acceso a las artes y a la creatividad con independencia de sus circunstancias. La duquesa nos ha mostrado un gran apoyo durante la pandemia, por lo que estamos deseando trabajar con Su Alteza Real durante muchos años. También queremos expresar nuestro agradecimiento a Su Majestad, la Reina, por su respaldo sin fisuras y por su servicio al National Theatre”, reza el comunicado emitido por la institución este viernes.


Más sobre la duquesa de Sussex:
Aseguran que la mansión en Vancouver donde vivieron Harry y Meghan Markle es de oligarcas rusos
Meghan Markle tiene problemas: su hermana mayor la demanda por las supuestas mentiras en su entrevista a Oprah Winfrey
Meghan Markle vio desnudo al actor Patrick J. Adams y lo que le provocó fue una contuntende risa