Glucosa en la sangre y otros efectos nocivos de dormir con luces en la habitación

Aunque sean luces tenues y estés acostumbrado a ellas, tener luces en la habitación a la hora de dormir es un hábito que a la larga tiene serias consecuencias en tu salud

Dormir con luces, aunque sean tenues, puede afectar negativamente la salud.
Dormir con luces, aunque sean tenues, puede afectar negativamente la salud.
Foto: Shutterstock

Quizá dormir con la luz del teléfono celular o de la televisión encendida te parezca un hábito inofensivo, pero la realidad es que a largo plazo esta costumbre puede tener un alto costo para tu salud. Dormir con luces en la habitación puede generar altos niveles de glucosa en la sangre y otros efectos nocivos para tu corazón y tu metabolismo.

Investigadores del Centro de Medicina Circadiana y del Sueño de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en Chicago, analizaron los patrones de sueño de 20 adultos jóvenes sanos que durmieron durante dos días en un laboratorio especializado bajo diferentes condiciones.

Mientras estaban conectados a monitores de sueño, los participantes durmieron la primera noche en una habitación muy oscura mientras se registraban sus ondas cerebrales, se monitoreaba su respiración, su frecuencia cardiaca y sus niveles de melatonina. La siguiente noche parte del grupo durmió con una fuente de luz tenue en el techo, el equivalente a luces de la calle que entran a través de una ventana.

Los expertos del sueño observaron diferencias importantes entre los biomarcardores de quienes durmieron ambas noches en oscuridad en comparación con quienes pasaron una noche expuestos a poca luz. Dormir en esas condiciones de luz tenue durante una sola noche elevó la frecuencia cardiaca de los sujetos del estudio y sus niveles de glucosa, aumentó su resistencia a la insulina y su presión arterial, aunque sus niveles de melatonina se mantuvieron.

Los autores de la investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), aseguran que las personas que están expuestas con frecuencia a la luz nocturna durante el sueño tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, pues dormir en estas condiciones durante unas 10 semanas puede afectar negativamente los niveles de glucosa en la sangre. 

“Los efectos de la exposición a la luz durante la noche, particularmente durante el sueño, sobre la función cardiometabólica podrían tener implicaciones para quienes viven en sociedades modernas donde la exposición a la luz nocturna en interiores y exteriores está cada vez más extendida”, escribieron los expertos, por lo que disminuir la exposición a la luz nocturna interior durante el sueño puede tener efectos beneficiosos para la salud cardiometabólica.


Lee más:

+ La fórmula “10-3-2-1” para dormir bien y superar el insomnio

+ Cuánto debe durar la siesta, cómo hacerla y otros tips en el Día Mundial del Sueño

+ Melatonina para dormir tiene más riesgos que beneficios

+ Bajar de peso: Cuánto debes dormir para reducir calorías