Trump y los teléfonos desechables que podrían causarle dolor de cabeza tras revelación de John Bolton

Los escándalos se suman al expresidente Donald Trump, luego de revelarse que hay una misteriosa brecha de más de siete horas en los registros de llamadas de la Casa Blanca el día de la invasión del Capitolio; el republicano afirma que desconoce qué es un teléfono desechable, pero su exasesor de seguridad nacional lo desmiente

El presidente Trump podría haber usado teléfonos desechables el 6 de enero del 2021.
El presidente Trump podría haber usado teléfonos desechables el 6 de enero del 2021.
Foto: NICHOLAS KAMM / AFP / Getty Images

El exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, salió a desmentir al expresidente Donald Trump sobre que desconoce qué son los teléfonos desechables o ‘burner phones’.

Esto en medio de la investigación en el Congreso acerca de por qué durante más de siete horas el exmandatario no tuvo llamadas telefónicas en la Casa Blanca durante la invasión del Capitolio el 6 de enero del 2021.

Bolton aseguró a The Washington Post que había platicado en varias ocasiones con el expresidente Trump sobre los teléfonos desechables y de cómo eran utilizados para evitar espionaje de llamadas o que éstas quedaran registradas.

Registros de llamadas de la Casa Blanca obtenidos por el Post muestran una brecha de más de siete horas en el uso del teléfono por parte del mandatario, entre las 11:17 a. m. y las 6:54 p.m., el periodo álgido de la insurrección de sus seguidores MAGA en el Congreso.

Esos registros sugerirían que el expresidente no se comunicó con nadie por teléfono… o que utilizó un aparato distinto, por lo que el Comité Selecto de la Cámara indaga si el republicano habría utilizado un ‘burner phone’.

“No tengo idea de qué es un teléfono desechable, que yo sepa, nunca escuché el término”, dijo el expresidente Trump al Post.

Pero Bolton, quien salió de pleito con Trump, confirmó a CBS News que el expresidente sabe qué es un teléfono desechable, porque discutió el tema con él durante varias horas.

“Es como que ellos no querían que esto se supiera”, dijo el congresista Pete Aguilar (California) al canal de televisión.

Se tiene confirmado que el expresidente recibió llamadas ese día de su exabogado personal Rudy Giuliani y su exjefe de asesores Steve Bannon y otros aliados.

Incluso se ha revelado que el expresidente habría presionado para que el exvicepresidente Mike Pence “revirtiera” los resultados del Colegio Electoral, para que Joe Biden no fuera nombrado presidente, lo cual rechazó Pence.

El Post logró obtener los registros de llamadas, los cuales ya revisa el Comité Selecto de la Cámara. Se trata de 11 páginas que señalan que el expresidente habló con Bannon, Giuliani, el exvicepresidente Pence, el líder de la minoría del Senado Mitch McConnell (Kentucky),el congresista Jim Jordan (Ohio) y el comentarista de Fox News, Sean Hannity.

La última llamada registrada, a las 11:17 de la mañana, no fue descrita en el reporte.