Decepción por presupuesto estatal de NY que deja por fuera iniciativas de ayuda a inmigrantes y modifica reforma de fianzas

La gobernadora Hochul y la Legislatura llegaron a un acuerdo para aprobar $220,000 millones, pero no dieron luz verde al seguro de salud para todos, cuidado infantil para niños indocumentados, ni al fondo de trabajadores excluidos

El presupuesto estatal de NY dejó por fuera programas vitales para inmigrantes y trabajadores indocumentados
El presupuesto estatal de NY dejó por fuera programas vitales para inmigrantes y trabajadores indocumentados
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Luego de una semana de retraso, la Legislatura del Estado de Nueva York y la gobernadora Kathy Hochul, finalmente alcanzaron este viernes un acuerdo sobre el presupuesto estatal para el próximo año fiscal, que ha dejado un sabor a decepción en la comunidad inmigrante y entre defensores de grupos vulnerables.

A pesar de que el presupuesto se elevó a $220,000 millones de dólares, $8,000 más que el anterior, programas urgentes por los que líderes políticos y activistas dieron una feroz pelea, como el seguro de salud para todos y la ayuda de cuidado infantil sin importar el estatus migratorio, al igual que el clamor por los $3,000 millones adicionales para reactivar el Fondo de Trabajadores Excluídos para otorgar ayudas de desempleo a inmigrantes afectados por la pandemia del COVID-19, se quedaron en veremos.

El nuevo presupuesto sólo incluye un programa de servicios médicos para mayores de 65 años y madres de recién nacidos, sólo por un año, dejando por fuera a la amplia mayoría de los más de 150,000 inmigrantes sin papeles de Nueva York que se estima no tienen cobertura de salud.

Asimismo, aunque las partidas asignadas incluyen más de $7,000 para ayudar a familias con los costos de las guarderías, solo podrán acceder quienes nacieron en Estados Unidos o quienes cuentan con documentos de permanencia legal. La nueva ley aumentará la elegibilidad para los subsidios hasta 300% de la línea de pobreza federal o $83,250 para una familia de cuatro integrantes.

Aprueban cambios en la Ley de Fianzas

Y en lo que ya se venía venir, y a pesar de que los líderes de la Asamblea Estatal y el Senado habían dicho que no estarían dispuestos a tocar, las leyes de reforma de la libertad bajo fianza, que se aprobaron en 2019, también tuvieron modificaciones que no dejaron del todo contentos ni a quienes se oponían a cualquier cambio, ni a aquellos como el alcalde Eric Adams y políticos republicanos que pedían poner mayor dureza en las normas. El mandatario culpa del auge de la criminalidad en la Gran Manzana a dichas reformas.

En el presupuesto se acordó permitir a los jueces fijar fianzas para los acusados reincidentes, quienes cometan delitos de odio y cargos relacionados con armas. Igualmente ahora se considerará si los antecedentes penales de alguien determina que haya probabilidad que hacer “daño” si es liberado.

En cuanto a la ayudas ante la crisis de de vivienda, el Estado aprobó $800 millones en ayuda para inquilinos en riesgo de desalojo, $250 millones para quienes enfrentan atrasos en el pago de servicios públicos y $125 millones para ayudar a los propietarios de viviendas afectados por la pandemia.

Además, se logró un acuerdo entre la Gobernadora y la Legislatura para entregar $600 millones en subsidios para ayudar a construir el nuevo estadio de fútbol americano de los Buffalo Bills, movida que hizo que diferentes sectores cuestionaran las prioridades de la mandataria estatal y arremetieran en su contra por promover recursos a millonarios, dejando por fuera programas vitales para los más pobres.

Este presupuesto es inaceptable

La senadora estatal Julia Salazar, fue una de las legisladoras más fuertes en rechazar en rechazar la exclusión de fondos para financiar a comunidades necesitadas, entre ellos a los inmigrantes sin papeles, a quiene sla Gobernadora había prometido tomar en cuenta.

Este presupuesto estatal es inaceptable. No prioriza las necesidades de los trabajadores y excluye a nuestros vecinos indocumentados del acceso a los servicios que el resto de nosotros disfrutamos”, dijo la política de Brooklyn. “Compromete dineros públicos a un equipo de la NFL, propiedad de un multimillonario, sin poder financiar la ley de Cobertura de Salud para todos”.

Darren Mack, codirector de la organización Freedom Agenda, se refirió a los cambios en las leyes de fianzas, y aseguró que justo cuando se necesitaba que la Gobernadora y los legisladores defendieran las reformas judiciales y se restaurara la financiación de los servicios sociales, hicieron todo lo contrario.

“Nos fallaron, y ese fracaso tendrá graves consecuencias. La expansión del encarcelamiento no solo no abordará las causas fundamentales del crimen, sino que también someterá a más personas a las condiciones mortales en la cárcel de Rikers Island“, dijo el activista. “Sabemos lo que funciona para crear seguridad: inversiones profundas para satisfacer las necesidades de la comunidad. No dejaremos de luchar por eso”.

Murad Awawdeh, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC), señaló que el presupuesto aprobado en Albany deja tirados a un lado a miles de inmigrantes.

La insensible negativa de la gobernadora Hochul de ampliar el seguro de salud asequible para todos los neoyorquinos inmigrantes actualmente excluidos del Plan Esencial, consagra un sistema de salud para unos pocos, no para muchos”, afirmó Awawdeh. “Con este presupuesto, la Gobernadora logró negar atención médica y cuidado de niños a decenas de miles de neoyorquinos inmigrantes, mientras continúa excluyéndolos del alivio económico”.

José López, codirector ejecutivo de la organización Make the Road New York, calificó el nuevo presupuesto como un premio a los más ricos que no aborda las verdaderas necesidades de las comunidades.

“En los últimos dos años, inmigrantes, negros y latinos neoyorquinos han arriesgado sus vidas para que Nueva York siga funcionando (…) y la gobernadora Hochul ignoró nuestras voces y, en cambio, se centró en las necesidades de sus donantes, alterando el proceso presupuestario para regalar casi mil millones de dólares de fondos públicos a un multimillonario para un estadio de fútbol y revertir las reformas de la justicia penal”, dijo el activista.

“Además, mostró desprecio por las comunidades de inmigrantes al negarse a proporcionar fondos a los trabajadores excluidos y difundir información errónea para obstruir en gran medida la expansión de la atención médica y el cuidado infantil para las familias inmigrantes”, agregó López, quien sin embargo agradeció a aquellos legisladores que lucharon hasta el final por promover leyes a favor de los más vulnerables.

Diana Cruz, codirectora del Movimiento Santuario del Condado de Columbia, manifestó que el presupuesto aprobado dificultará la recuperación del estado, dejando más vulnerables a las comunidades que más han sufrido los embates del COVID y dando dinero a los más ricos.

“Este presupuesto sacrifica las necesidades de los inmigrantes y las familias trabajadoras para satisfacer las necesidades de los donantes adinerados”, dijo Cruz, acotando que la no aprobación de leyes urgentes muestra que no hay agradecimiento real hacia los trabajadores inmigrantes.

“Los trabajadores excluidos en todo Nueva York todavía están lidiando con el daño, desde montañas de deudas hasta alquileres impagos y problemas de salud persistentes. Estos son los mismos neoyorquinos que mantuvieron a nuestro estado funcionando durante los últimos dos años, a menudo con gran riesgo para su salud: vendedores ambulantes, trabajadores domésticos, jornaleros, repartidores, trabajadores agrícolas y trabajadores en la producción de alimentos”, agregó Cruz.

Alcalde no queda conforme con cambios

El alcalde Eric Adams agradeció algunos de los pasos adoptados por la Legislatura Estatal y la gobernadora Hochul, en la promoción de programas que el mandatario había pedido a Albany que contemplara, pero no quedó del todo conforme con los cambios a las leyes de fianzas pues considera que hay que ir más allá.

“Está claro que se incluirán muchas de mis principales prioridades y elementos clave de mi ‘Plan de Nueva York para la gente’. Esto significa que millones irán directamente a los bolsillos de los neoyorquinos de clase trabajadora a través de un Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo mejorado, habrá fondos históricos para que las familias paguen el cuidado de niños e incentivos fiscales para crear miles de nuevos puestos de cuidado de niños”, dijo Adams.

“Si bien felicito a la Legislatura y a la Gobernadora por lograr algunos avances en materia de seguridad pública, también es evidente que se necesitará mucho más trabajo sobre este tema“, dijo el Alcalde, insistiendo en que urge que Albany avance más hacia iniciativas que ayuden a que la vida de los neoyorquinos sea de mayor calidad.

“Revisaremos el presupuesto en su totalidad y continuaremos abogando en nombre de casi un millón de estudiantes que aún sufren la interrupción de la pandemia, los miles de neoyorquinos que carecen de acceso a viviendas asequibles y estables, y los innumerables neoyorquinos cotidianos que quieren y merecen vivir en una ciudad más segura”, concluyó el Alcalde.

El presidente de la Asociación Benevolente de la Policía, Pat Lynch, criticó que no se le haya metido más mano a hacer cambios a la reforma penal.

“Los neoyorquinos deben prestar mucha atención a las palabras que usan la gobernadora Hochul y los líderes legislativos. Su prioridad es hacer que los neoyorquinos se ‘sientan más seguros’, no brindar seguridad pública real”, dijo Lynch. “Los cambios propuestos son un escaparate político que no hará mucho para cambiar la realidad en nuestras calles”.

A pesar de las críticas del presupuesto, que además dejó para junio próximo analizar el control de la Alcaldía de las escuelas de la ciudad de Nueva York y el programa 421, que brinda exenciones fiscales a los desarrolladores de edificios, la gobernadora Hochul defendió el acuerdo alcanzado.

“Es equilibrado y combina una visión audaz con un enfoque fiscalmente responsable”, dijo Hochul, agregando que además “pone más dinero en los bolsillos de la gente”, algo que no comparten miles de inmigrantes indocumentados neoyorquinos que tras meses de marchas y protestas vieron cómo se quedaron en el tintero iniciativas en las que tenían puestas las esperanzas para salir adelante de la crisis que dejó la pandemia del COVID.

Otro cambio en las leyes de Nueva York que aprobó el presupuesto y al que se le dio vía libre, de manera temporal, es la venta de bebidas con alcohol para llevar, pero solamente estará amparada por tres años. Se advierte en la ley que no se podrán vender botellas de licor en bares y restaurantes, y quienes deseen llevar bebidas, deberán comprar comida “sustancial”, sin que hasta ahora se haya explicado lo que será considerado “sustancial”.

El presupuesto estatal optó además por la suspensión del impuesto a la gasolina desde el 1 de junio hasta fin de año, para hacerle frente al alza actual, haciendo que los conductores ahorren unos 16 centavos por galón.

Datos del presupuesto aprobado por el Estado de NY

  • 7 días se retrasó la finalización del presupuesto estatal, que debió haber sido aprobado el 1 de abril pasado
  • $220,000 millones es el monto del presupuesto aprobado
  • $4,000 millones más que el presupuesto preliminar presentado por la Gobernadora Hochul se agregaron
  • $8,000 millones más que el presupuesto del año anterior, se incluyeron
  • Se dio luz verde a la apertura de casinos en la ciudad de Nueva York, que deberán pagar al estado un mínimo de $500 millones por cada licencia
  • La ley de Cobertura de salud para todos, que permitiría que indocumentados pudieran acceder a seguro médico, no fue aprobada
  • La ley de ayuda de cuidado infantil fue aprobada con una partda de $7,000 millones para subsidiar cuidados de guardería, pero niños indocumentados quedaron por fuera del beneficio.
  • La exigencia de los $3,000 millones para reactivar el Fondo de Trabajadores Excluídos que otorgaría ayudas de desempleo a inmigrantes afectados por la pandemia del COVID-19, que no lograron recibir el alivio el año pasado, tampoco fue aprobada
  • La reforma de fianzas tuvo modificaciones como permitir a los jueces fijar fianzas para los acusados reincidentes, quienes cometan delitos de odio y quienes tengan cargos relacionados con armas
  • También se considerará si los antecedentes penales de alguien determina que haya probabilidad que hacer “daño” si es liberado para que los jueces decidan sobre imponer o no fianzas.
  • El presupuesto aprobó la venta de bebidas con alcohol para llevar
  • Se suspendió el impuesto a la gasolina desde el 1 de junio hasta fin de año, para hacerle frente al alza
  • El Estado aprobó $800 millones en ayuda para inquilinos en riesgo de desalojo
  • $250 millones fueron aprobados para quienes enfrentan atrasos en el pago de servicios públicos
  • $125 millones se aprobaron para ayudar a los propietarios de viviendas afectados por la pandemia.
  • $600 millones en subsidios fueron aprobados para ayudar a construir el nuevo estadio de fútbol americano de los Buffalo Bills