Tiroteo masivo en tren en Brooklyn levanta voces por mayor protección policial

El ataque en la estación de la calle 36 en Sunset Park, perpetrado por un sujeto que sigue fugitivo, aumentó el nerviosismo entre neoyorquinos, que cada vez se sienten más inseguros en el sistema de transporte

Tiroteo en estación de la Calle 36 en Sunset Park
Tiroteo en estación de la Calle 36 en Sunset Park
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Decenas de pasajeros que viajaban este martes en la mañana en la línea N del metro de Nueva York, en Brooklyn, vivieron momentos de terror, luego de que un hombre, con una máscara de gas, activara un artefacto que llenó de humo uno de los vagones, y luego disparara indiscriminadamente, en momentos en que el tren se aproximaba a la estación de la calle 36 con 4 avenida, en el vecindario de Sunset Park, de amplia presencia latina.

Según confirmó el Departamento de Bomberos, el incidente, que ocurrió a las 8:24 a.m., dejó como saldo 16 heridos, 10 de ellos baleados y seis con golpes y contusiones, ocasionados en medio de la estampida que desató el tiroteo, cuando el tren abrió sus puertas en la estación de la calle 36, con dirección hacia Manhattan.

El violento ataque ocurre justo cuando la ciudad de Nueva York enfrenta una crisis de inseguridad, en la que de acuerdo a cifras de la policía, la criminalidad en el metro ha aumentado en más de 68% este 2022, y a diario los pasajeros denuncian todo tipo de agresiones.

“De repente se hizo difícil respirar y ver. No se veía nada ni entendía lo que estaba pasando y se empezaron a escuchar gritos de miedo y luego muchos disparos“, aseguró un joven quien viajaba en el vagón, al momento de ocurrido el hecho. “Luego salimos todos corriendo y había gente sangrando. Parecía un ataque terrorista. Era como una película de terror, pero todos llenos de mucha confusión y angustia”.

Hacia el mediodía, la comisionada de policía del NYPD, Keechant Sewell, aseguró que todavía se desconocen los móviles que llevaron al atacante a cometer el acto, y aunque enfatizó que la investigación está en curso, inicialmente se presume que no se trató de un ataque terrorista. Sin embargo, fue clara en decir que por ahora no se puede asegurar nada con certeza plena y compartió las informaciones que tiene el NYPD.

“Mientras el tren llegaba a la estación, el sujeto se puso una máscara de gas. Luego abrió un bote que estaba en su bolso y luego el vagón comenzó a llenarse de humo. Después de eso, comenzó a disparar”, aseguró la Comisionada. “El sospechoso estaba en el vagón del tren, el tiroteo comenzó en ese vagón”.
A pesar del intenso operativo policial que desató el incidente, que resultó en el cierre de estaciones de tren y calles cercanas al sitio del ataque, y que incluyó una amplia presencia policial y labores de inspecciones en los túneles del metro y las calles cercanas, la jefe de la Policía reveló que el sospechoso se dio a la fuga y no ha sido detenido.

El NYPD, que está revisando varias cámaras de vigilancia, describió al sujeto como un hombre de la raza negra, de unas 170 libras y contextura gruesa, quien llevaba una máscara de gas en el rostro y vestía un chaleco verde y un sueter gris.

Asimismo, agentes del FBI y miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo que arribaron a la zona, inspeccionaron negocios cercanos, hablaron con testigos y han estado revisando imágenes de vigilancia, pero hasta el cierre de esta edición no habían revelado datos adicionales.

Sobre el estado de salud de los 16 heridos, quienes fueron trasladados a hospitales cercanos, la comisionada interina del FDNY, Laura Kavanagh, reportó que aunque la mayoría tiene heridas que no ponen en peligro su vida, cinco están en una situación más difícil.

“Diez de esos pacientes tienen heridas de bala en este momento y cinco están estables, pero en estado crítico”, dijo Kavanagh, agregando que otros pasajeros sufrieron inhalación de humo y ataques de pánico.

Otro detalle que revelaron las autoridades fue que en el lugar se recuperó la presunta arma que habría usado el sospechoso y un bolso, que contenía botes de humo sin usar y fuegos artificiales, y a pesar de que corrieron rumores de que en el area habría artefactos explosivos sin detonar, el NYPD confirmó que la zona estaba limpia de ese tipo de unidades.

La gobernadora Kathy Hochul, quien se movilizó hasta Sunset Park, junto a los jefes del NYPD y de los Bomberos, pidió a los neoyorquinos estar alerta.

“Este individuo todavía anda suelto. Esta persona es peligrosa… Esta es una situación de un gatillero activo en este momento en la ciudad de Nueva York”, dijo la mandataria estatal.

Además de la presencia policial en la zona, que obligó a que dos escuelas aledañas permanecieran cerradas con los niños adentro, a fin de proteger su integridad y la suspensión y retraso en el servicio de trenes de las líneas D, N y R, en Brooklyn, por varias horas, helicópteros de la policía sobrevolaron el vecindario.

Tiroteo en estación de la Calle 36 en Sunset Park

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, quien no acudió a la zona, debido a que fue diagnosticado con COVID-19, compartió un mensaje en video, donde aseguró estar trabajando de la mano de las autoridades para dar con el paradero del agresor, y donde envió un mensaje de aliento a los neoyorquinos.

“No permitiremos que los neoyorquinos sean aterrorizados ni siquiera por un solo individuo. La policía de Nueva York está buscando al sospechoso prófugo y lo encontraremos, pero le pedimos al público que presente cualquier información que pueda ayudarnos en esta investigación. Simplemente pueden llamar al (800) 577-TIPS, (800) 577-TIPS. Necesitamos su ayuda“, dijo Adams.

El tiroteo en la estación aumentó el nerviosismo entre los residentes de Sunset Park ante la inseguridad que reina en la Gran Manzana, y pidieron acciones más efectivas a la policía y las autoridades.

“Yo creo que la policía debería hacer más presencia en los trenes y en las calles. Esto que pasó hoy no es algo nuevo, ni es algo que debe sorprendernos, pues las cosas andan muy inseguras por todas partes y si no se implementa un plan completo de seguridad, va a haber más heridos y muertos”, aseguró el guatemalteco Édgar García, quien vive hace 22 años en Sunset Park.

El trabajador latino, quien maneja un automóvil, se declaró “consternado” de saber que su familia y amigos del vecindario pudieron haber sido las víctimas del tiroteo.

“Esta es la línea de la que dependemos todos y es que si no podemos estar seguros en el metro, que va pasar con esta ciudad”, aseguró el inmigrante, quien insistió en mayor presencia policial. “Aunque parezca demasiado, es necesario que haya policías en todos los trenes, adentro y afuera en las calles. Estamos en un punto en que es la única manera de frenar el crimen”.

Asimimo, Edwin Tecuanhuehue, de 22 años, aseguró que aunque el incidente del metro genera mayor “espanto” por lo masivo del hecho, su vecindario en los últimos meses se ha convertido en un lugar cada vez más peligroso, donde los tiroteos y la inseguridad campean, por lo que instó a adoptar acciones urgentes.

No podemos seguir así. Esto cada vez está más inseguro, y da mucho miedo saber que lo pueden matar a uno no solo en una calle sino en el metro. Creo que hace falta más policía efectiva”, dijo el mexicano.

Laura Espinoza, quien estaba muy angustiada no solo por el ataque sino por la salud emocional de sus hijos, a quienes esperaba a que salieran de una escuela cercana al área del tiroteo, también destacó que además de mayor presencia policial, urge inversiones en una comunidad desfavorecida como Sunset Park.

“Hoy vemos a la Gobernadora, a los políticos y a la comisionada del NYPD viniendo por acá, porque pasó esto en el tren, pero a diario estos tiroteos y actos de inseguridad pasan por aquí y no hacen nada para frenarlos. Esto de los tiroteos no es nuevo, pero como somos la gente de una comunidad pobre los que los sufrimos, no resuelven con acciones que ya urgen”, dijo la madre ecuatoriana.

Necesitamos ver más policías que hagan bien su trabajo, porque cuando uno ve más policías, pero que actúen con límites, se siente uno más segura, pero también necesitamos más inversión en programas, en ayuda, en educación, en vivienda, en empleos. No estamos pidiendo que nos regalen comida, sino que mejores las opciones para todos”, dijo la ecuatoriana. “Urge ya que la ciudad y los gobernantes entiendan que no basta con venir aquí hoy, sino que se aseguren de que esto no pase otra vez. Yo vivo hace 20 años aquí, y estos hechos violentos están pasando ahora más y más frecuente. Ojalá ya hagan algo”.

María Molinar, quien a diario usa el tren de la Calle 36 para llegar a su trabajo en Manhattan, se mostró impactada con el tiroteo y dijo que “si las autoridades no le meten freno” a los delincuentes, este año pudiera haber hechos similares y hasta peores, y sugirió mayores inspecciones en todas las entradas del metro y hasta detectores de armas.

“Este alcalde nuevo lleva ya tres meses y la Ciudad está peor. Dice que no va a dejar que nos aterroricen, como si no lleváramos todo el año aterrorizados. Creo que tiene que tomar mano dura y dejar de hablar tanto, como la Gobernadora, y meter más policía a cuidarnos, a proteger a la gente buena y trabajadora”, dijo la madre de familia. “Si no hacen cosas que sirvan de verdad, los criminales van a ser los que manden en Nueva York y ya no sabremos si cuando uno tome el tren para irse a trabajar o vaya al supermercado, ese sea el último día de uno porque puede terminar uno muerto”.

Datos del tiroteo en el metro

  • 8:24 de la mañana fue la hora en la que ocurrió el ataque
  • 36 street, en Sunset Park, Brooklyn, fue la estación donde ocurrió el tiroteo
  • 1 hombre en solitario con artefacto de humo y un arma perpetró el ataque
  • 16 pasajeros resultaron heridos
  • 10 de los heridos fueron alcanzados por las balas
  • 5 de ellos están en condición crítica
  • 6 heridos más sufrieron contusiones, inhalación de humo y ataques de pánico
  • 68% han aumentado los ataques en el metro en lo que va del 2022

Descripción del sospechoso

  • El NYPD busca al autor del tiroteo, quien fue descrito como un hombre de raza negra, de unos 5’5 pies de altura, de 170 libras, contextura gruesa, quien llevaba una máscara de gas, un chaleco de construcción verde y un suéter gris
  • Policía pide ayuda a la comunidad

    • El NYPD pidió que cualquier persona que tenga información del ataque, incluyendo a aquellos que viajaban en el tren o quienes grabaron imagenes de video, por más mínimas que parezcan, se comuniquen con las autoridades para ayudar con el caso.
    • Se solicita a cualquier persona que tenga información que llame a la línea directa Crime Stoppers del NYPD al 1-800-577-TIPS (8477), o para español, al 1-888-57-PISTA (74782). También se puede enviar una pista a través de su sitio web o a través de DM en Twitter, @NYPDTips. Todas las llamadas se mantienen confidenciales.