Administración Biden le cae arriba a gobernador de Texas por incrementar inspección de camiones en la frontera tras fin de “Título 42”

Las inspecciones están provocando retrasos en el tráfico e "interrupciones significativas" en las cadenas de suministro de alimentos y automóviles, además de un aumento en los precios de los productos

Los camioneros son un sensor de la economía porque cuando la gente compra menos productos, las empresas envían menos y la actividad empresarial se ralentiza.
Los camioneros son un sensor de la economía porque cuando la gente compra menos productos, las empresas envían menos y la actividad empresarial se ralentiza.
Foto: PAUL RATJE / AFP / Getty Images

WASGHINTON – La Casa Blanca arremetió este miércoles contra el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, por haber ordenado un incremento de las inspecciones de camiones en la frontera con México.

Esas inspecciones están provocando retrasos en el tráfico e “interrupciones significativas” en las cadenas de suministro de alimentos y automóviles, afirmó en su comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Psaki tildó de “innecesarias” esas inspecciones de los camiones que transitan entre México y el estado fronterizo de Texas.

Aseguró que están provocando retrasos en fábricas y están teniendo un impacto negativo en los empleos, además de estar causando “un aumento de precios” para las familias de Texas y del resto de Estados Unidos.

La portavoz afirmó que algunos camiones están experimentando retrasos de hasta 5 horas para poder cruzar la frontera y explicó que, por esa razón, el tráfico de aquellos vehículos que transportan personas o mercancías se ha reducido hasta un 60%.

“Las acciones del gobernador Abbott están teniendo un impacto en los empleos de las personas y en el modo de vida de las familias estadounidenses trabajadoras”, aseveró Psaki.

Abott ordenó incrementar las inspecciones en la frontera después de que, con el visto bueno del presidente demócrata Joe Biden, los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés) anunciaran que acabarán con el “Título 42” en mayo.

Esta norma fue proclamada bajo el Gobierno del republicano Donald Trump (2017-2021) y ha permitido deportar automáticamente a la mayoría de los migrantes que llegan a la frontera sin posibilidad de pedir asilo.

En concreto, Abbott ordenó a las autoridades estatales que detengan e inspeccionen todos los tractocamiones y autobuses que crucen desde México hacia Estados Unidos, argumentando medidas de control migratorio y seguridad fronteriza para prevenir el trasiego ilegal de migrantes y drogas.

El Gobierno mexicano ya expresó ayer martes su rechazo a esas inspecciones al considerar que perjudican el flujo comercial entre los dos países.

Texas y México son importantes socios comerciales y, solo en 2020, intercambiaron bienes y servicios valorados en 177,800 millones de dólares, de los que aproximadamente 89,000 millones fueron exportaciones de México a EE.UU. y 88,7000 fueron importaciones procedentes de EE.UU., según datos de la Secretaría mexicana de Relaciones Exteriores. 

Te puede interesar:

La Casa Blanca a inmigrantes: “No es momento para venir”, en medio de polémica por el Título 42