Tribunal apoya prioridades de deportación de inmigrantes de ICE

El Tribunal del Sexto Circuito de Apelaciones respaldó las guías de deportación de la Administración Biden, anulando la decisión de un juez de Ohio tras una demanda de tres estados gobernados por republicanos; las prioridades de ICE se enfocarán en personas con récord criminal y aquellos que ingresaron al país a partir del 1 de noviembre del 2020

Los agentes de ICE ahora podrán seguir lineamientos de deportación que iniciaron en noviembre pasado.
Los agentes de ICE ahora podrán seguir lineamientos de deportación que iniciaron en noviembre pasado.
Foto: John Moore / Getty Images

El Gobierno del presidente Joe Biden logró que el Tribunal del Sexto Circuito de Apelaciones desestimara una demanda de tres estados republicanos, por lo que oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) podrán enfocarse en inmigrantes que sean un peligro para la seguridad pública y nacional y en aquellos que ingresaron al país sin autorización después del 1 de noviembre del 2020.

La opinión aprobada por el panel de tres jueces menciona que las guías anunciadas en septiembre pasado por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, son consistentes con las órdenes del Congreso sobre la deportación de indocumentados, incluida la discreción de oficiales migratorios para priorizar ciertos casos.

En ese sentido, el Tribunal apoya que la decisión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de evitar la deportación de un inmigrante solamente por ser indocumentado, ya que los oficiales de ICE deberán enfocarse en los siguientes casos: los no ciudadanos que representen una amenaza a la seguridad naciona, seguridad pública y seguridad fronteriza, además de aquellos que ingresaron al país sin autorización a partir del 1 de noviembre del 2020.

“Al señalar que el Departamento carece de los recursos para detener y remover a cada uno de los más de 11 millones de no ciudadanos deportables en el país, el Secretario explicó que la agencia ‘daría prioridad para la detención y remoción de los no ciudadanos’ que encajan en tres categorías: amenazas a “nuestra seguridad nacional, seguridad pública y seguridad fronteriza'”, enfatiza la decisión.

La opinión escrita por el juez Jeffrey Sutton, jefe del panel del Tribunal, menciona el fondo de la guía impulsada por Mayorkas, en referencia a que los agentes deben hacer “una evaluación del individuo y la totalidad de los hechos y circunstancias”, es decir, no solamente ser indocumentados para considerar su deportación.

Esta nueva decisión anula la tomada por el juez Michael Newman –nombrado por el expresidente Donald Trump– que negó al DHS su petición de desestimar la demanda y concedió a los estados republicanos demandantes, Arizona, Montana y Ohio, la solicitud de suspensión de la guía.

El juez Newman criticó que la guía del DHS se aplica “sin tomar en cuenta” las fronteras estatales, además de que los estados demandantes expresaran preocupación por la falta de detención de ciertos inmigrantes, los cuales no son considerados “de alto riesgo”.

Sin embargo, la opinión del juez Sutton, establece que solamente tres entidades impulsaron la demanda sobre una decisión de impacto nacional.

Aunque esta decisión puede significar cierto alivio para millones de personas, previamente el Dr. Nelson Castillo, abogado de inmigración con sede en California, recomendó a todo no ciudadano tener asesoría legal permanente, ante un eventual encuentro con autoridades migratorias.

“Toda persona inmigrante indocumentada en los Estados Unidos tiene que entender que está sujeta, si viola las leyes de EE.UU… a que puede ser detenida, deportada o puesta en procesos de deportación, dependiendo sus antecedentes migratorios”, acotó el experto.