Biden podría retrasar suspensión del Título 42 contra inmigrantes

El presidente Joe Biden está bajo mayor presión, incluso de algunos demócratas, para suspender su decisión de terminar con el Título 42, regla que permite la expulsión expedita de inmigrantes; es posible que el fin de programa no ocurra, según un reporte de Axios

La Administración Biden se encuentra en medio de polémica por el fin del Título 42 en la frontera con México.
La Administración Biden se encuentra en medio de polémica por el fin del Título 42 en la frontera con México.
Foto: PAUL RATJE / AFP / Getty Images

Debido a presiones crecientes, incluso entre demócratas, el presidente Joe Biden podría retrasar su decisión de suspender el Título 42 en la frontera, política que permite la expulsión expedita de inmigrantes.

“La Casa Blanca está buscando formas de ganar tiempo para evitar una afluencia masiva de inmigrantes que se sumaría a los números fronterizos ya históricos”, indica un reporte de Axios.

Agrega que los candidatos demócratas en ciertos estados podrían enfrentar complicaciones en la elección del 8 de noviembre y eso suma presión a la Administración Biden.

La decisión podría ser tomada después de la reunión del presidente con miembros del Caucus Hispano del Congreso el próximo lunes.

El Título 42 es una política impuesta por el expresidente Donald Trump, debido a la pandemia de COVID-19, que ha permitido la expulsión expedita de cientos de miles de inmigrantes sin darles derecho a la petición de asilo.

La Administración Biden anunció el fin de la política el 23 de mayo, pero eso ha desatado críticas de congresistas republicanos, una demanda de un grupo de gobernadores de ese mismo partido, además de preocupaciones de varios demócratas, incluido Beto O’Rourke, candidato demócrata al gobierno en Texas.

La revelación ocurre al mismo tiempo que el Departamento de Estado enviará a México a la subsecretaria de Estado de Población, Refugiados y Migraciones (PRM), Julieta Valls Noyes, quien estará en ese país del 20 al 23 de abril.

La subsecretaria Noyes se reunirá con socios de organizaciones internacionales y con representantes del Gobierno mexicano, incluida la Comisión Mexicana de Asistencia a Refugiados (COMAR), indicó la Administración Biden.

“Para analizar los esfuerzos de colaboración y las prioridades compartidas para abordar el desplazamiento forzado en la región”, se indicó. “También visitará a proveedores de asistencia humanitaria crítica para poblaciones vulnerables, incluidos refugiados y migrantes”.

El martes, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, reconoció mayor presión de algunos demócratas para que el presidente Biden no termine con el Título 42, pero defendió que hay un plan que ya tiene lista la Secretaría de Seguridad Nacional (DHS).

“Lo publicaron cuando hicimos un anuncio sobre el cronograma de implementación”, afirmó Psaki. “Y eso es algo sobre lo que están teniendo conversaciones continuas con los senadores, los miembros y sus equipos y personal”.

Los fondos de COVID-19

Psaki afirmó que la discusión política se ha atado a la batalla contra la pandemia, lo que llevó a los republicanos a rechazar su apoyo al fondeo de $10,000 millones de dólares contra COVID-19 si el presidente Biden no decidía anular su decisión de suspender el Título 32.

“Se está utilizando para atar y retener los fondos de COVID”, lamentó Psaki. “Y nuestra preocupación aquí es que tengamos una conversación sobre inmigración. El Título 42 no es una política de inmigración. Ese es el punto”.

Dijo que la Administración Biden está abierta a una discusión sobre inmigración y políticas a impulsar, pero rechaza que se tome de “rehén” la batalla contra la pandemia.

“Si queremos abordar la inmigración, tengamos una conversación al respecto. Pero no tomemos como rehén la financiación contra el COVID, porque vamos a tener que poner fin a una serie de programas que están perjudicados, que perjudicarán al pueblo estadounidense”, advirtió.