Mujer transgénero violó a otra presa en violenta cárcel Rikers de Nueva York: confesión y sentencia

Luego de ser identificada por su ADN masculino, una reclusa transgénero conocida como "Diamond Blount" fue sentenciada tras declararse culpable de violar a una mujer en las duchas de la violenta cárcel Rikers Island en Nueva York

Rikers Island, la mayor cárcel de NYC.
Rikers Island, la mayor cárcel de NYC.
Foto: AFP / Getty Images

Ramel Blount, reclusa transgénero de 33 años conocida como “Diamond Blount”, fue sentenciada tras declararse culpable de violar a una mujer en las duchas de la violenta cárcel Rikers Island en Nueva York.

Blount se declaró culpable de “intento de violación” el 7 de abril en un aparente acuerdo con la fiscalía y ahora fue sentenciada a siete años de cárcel, adicionales a su actual condena. Además, cuando salga libre tendrá ocho años de supervisión. También se le emitió una orden de protección y debe registrarse como delincuente sexual.

Los investigadores dijeron que Blount se acercó a la otra reclusa no identificada de 33 años en el baño del centro “Rose M. Singer” el 8 de febrero de 2021, después de que la víctima acababa de ducharse.

La atacante sujetó a la víctima por la nuca y la violó. La mujer agredida denunció el incidente a los funcionarios de la cárcel y se le administró un kit de violación, que coincidía con el ADN masculino de Blount en el Registro del estado Nueva York.

“La violencia sexual contra cualquier persona es inaceptable”, dijo la fiscal de distrito de El Bronx, Darcel Clark, en un comunicado.

En un caso similar, este mes se informó que en el vecino estado Nueva Jersey otra mujer transgénero embarazó al menos a dos presas con las que mantuvo relaciones sexuales en la peligrosa prisión “Edna Mahan Correctional Facility for Women”.

Mientras tanto, la violencia continúa plagando las notorias instalaciones de Rikers. Los fiscales federales han amenazado con solicitar que un organismo independiente se haga cargo del Departamento Correccional (DOC) si la agencia no mejora las condiciones en la cárcel administrada por la ciudad, la más grande del área metropolitana, destacó New York Post.

El año pasado 16 personas murieron bajo la custodia del DOC, más que en 2019 y 2020 combinados y la mayor cantidad de muertes desde 2016. La agencia ha informado tres muertes en lo que va del año 2022.

La semana pasada, el nuevo alcalde Eric Adams pidió a los neoyorquinos que le dieran una “oportunidad” para arreglar la situación en el complejo penitenciario de 10 instalaciones, que alberga a más de 5,000 reclusos.

El comisionado del DOC, Louis Molina, prometió devolver la seguridad y el orden a Rikers después de que Adams lo nombró, pero fuentes de la cárcel le dijeron al News York Post que el caos y la violencia siguen desenfrenados.

Se han recuperado más de 1,000 armas desde que Molina intensificó las operaciones de búsqueda nuevamente al comienzo de su gestión, según el DOC.