Inquilino murió al quemarse su hogar ilegal: sótano convertido en casa en Queens, Nueva York

Un hombre de 61 años murió ayer cuando las llamas arrasaron su hogar, un sótano que había sido convertido ilegalmente en un apartamento en Queens. En el patio de la casa también fue reportada otra residencia no autorizada por el Departamento de Edificios (DOB)

Unidad de bomberos de FDNY.
Unidad de bomberos de FDNY.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Colin Cyrus, un hombre de 61 años, murió cuando un incendio arrasó su hogar, un sótano que había sido convertido ilegalmente en un apartamento en Queens (NYC), dijeron las autoridades.

El fuego se desató en el sótano de la residencia de dos pisos ubicada en Bedell Street cerca de 115th Road, en el vecindario Jamaica, alrededor de las 4:30 a.m. de ayer, por razones desconocidas.

Cyrus fue descubierto inconsciente, con quemaduras graves, dentro de la casa. Fue declarado muerto en la escena por paramédicos (EMS). Nadie más resultó herido, según FDNY.

El incendio, que atrajo a una docena de unidades con 60 bomberos al lugar, estuvo pronto bajo control, cerca de las 5:10 a.m.

El sótano se había convertido en un apartamento ilegal, con cocina completa, estufa de gas, baño y tabiques de altura completa, según el Departamento de Edificios (DOB). Tras las llamas, los inspectores encontraron que el área resultó severamente dañada, con sus paredes interiores destruidas. Los pisos superiores de la casa también sufrieron daños moderados por el incendio y una casa vecina reportó daños menores.

Se emitió una orden de desalojo total para la casa y la Cruz Roja Americana ofreció asistencia a los residentes, informó New York Post.

Los inspectores de edificios también encontraron una gran estructura de 8 pies por 15 pies, hecha de bloques de mampostería de concreto, construida ilegalmente en el patio trasero y adjunta a la casa. Se emitieron violaciones tanto para el apartamento ilegal como para la estructura trasera, según el DOB.

La causa del incendio estaba bajo investigación, pero no había signos inmediatos de criminalidad. En los últimos meses las viviendas ilegalmente construidas en sótanos de NYC y sus alrededores han generado tragedias, pues el costo de la vivienda convierte a muchos en víctimas de caseros inescrupulosos.

En el verano pasado, la mayoría de los muertos reportados durante la tormenta Ida fueron personas ahogadas en sus viviendas ubicadas en sótanos en Queens y Brooklyn.