Rechazo total de inquilinos de NYC a aprobación preliminar de aumento entre 2 y 6% a rentas estabilizadas

Líderes comunitarios, defensores, activistas y arrendatarios critican que en plena pandemia la Junta reguladora de alquileres de la Ciudad pretenda subir los arriendos y piden congelarlos

Activistas e inquilinos rechazaron la intención de aumentar los alquileres en la ciudad entre 2 y 6%
Activistas e inquilinos rechazaron la intención de aumentar los alquileres en la ciudad entre 2 y 6%
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Un balde de agua fría es lo que inquilinos de la Gran Manzana que viven en los más de 1 millón de apartamentos bajo el sistema de rentas controladas recibieron el jueves en la noche. La Junta reguladora de alquileres de la Ciudad de Nueva York (RGB) avanzó en sus discusiones sobre los alquileres, y con la pandemia del COVID y sus efectos todavía en vigor, aprobó preliminarmente aumentos en los arriendos entre 2 y 6%.

La medida adoptada por la Junta de nueve miembros, en una votación preliminar (5-4), que todavía deberá ser sometida a decisión final en el verano, establecería aumentos de renta entre 2 y 4% para contratos de 1 año, y entre 4 y 6% para alquileres de 2 años, lo que activistas, defensores, líderes comuntarios e inquilinos consideran preocupante e injusto.

Cea Weaver, Coordinadora de la Campaña Vivienda justa para Todos advirtió que con la actual crisis de vivienda y los desalojos en aumento que se están viviendo en los cinco condados de la ciudad, lo peor que puede hacerse en este momento es aumentar los alquileres.

Esta votación es una bofetada para los neoyorquinos que aún se están recuperando de la pandemia y apenas pueden llegar a fin de mes. El alcalde Adams pudo haber prometido que trabajaría para las familias trabajadoras, pero en todo momento, su Administración ha optado por servir a los ricos y bien conectados”, comentó la activista. “Los multimillonarios de toda la ciudad de Nueva York celebraron la votación, mientras que los neoyorquinos que trabajan permanecerán despiertos preguntándose cómo pagarán el alquiler del próximo mes“.

Weaver agregó que urge que la Legislatura estatal y la Adminstración de la Gobernadora Kathy Hochul intervengan, aprobando la llamada ley de “Buena causa”, que daría a los inquilinos el poder de pelear los aumentos de alquileres y los desalojos injustos.

Adriene Holder, abogada a cargo de práctica civil de la organización The Legal Aid Society, criticó el resultado de la votación preliminar de la Junta Reguladora de Renta de la Ciudad de Nueva York (RGB).

Condenamos a la Junta por votar para aumentar los alquileres de algunos de nuestros vecinos más vulnerables, personas de comunidades de color de bajos ingresos, especialmente cuando los neoyorquinos todavía están tambaleando financieramente por la pandemia y la tasa de desempleo local sigue siendo una de las más altas del país. La votación ignora esa flagrante realidad”, dijo la defensora, al tiempo que pidió a ese organismo repensar las cosas bien y congelar cualquier posible incremento.

“La Junta aún puede votar por un congelamiento en junio, y alentamos a los miembros a escuchar los gritos de los inquilinos, nuestros clientes sumidos en la elección difícil de escoger entre comida, necesidades médicas y otros elementos esenciales, y pagar el alquiler”, agregó la abogada. “Garantizar que los inquilinos permanezcan seguros en sus hogares debe seguir siendo una prioridad principal“.

El Defensor del Pueblo, Jumaane Williams, se sumó a las voces de protesta ante la intención de subirle a las rentas de unidades estabilizadas, donde viven más de 2 millones de neoyorquinos, buena parte de ellos latinos.

“Es innegable que los costos de la vivienda están aumentando para todos, incluidos los propietarios, a medida que se profundiza la crisis de asequibilidad. La solución no puede ser exigir un aumento en el alquiler de los inquilinos que luchan por permanecer en sus hogares tal como están“, dijo Williams, quien calificó las aumentos propuestos como “irrazonables, insostenibles e inaceptables”.

“El aumento de los alquileres impagables no hará nada para aliviar los costos incurridos por la pandemia; más bien, exacerbará el problema y aumentará la creciente crisis de desalojos (…) aumentar los alquileres sin aumentar los salarios agravaría a los neoyorquinos pobres y trabajadores“, dijo el funcionario, advirtiendo a la Junta que no puede ignorar los efectos de la pandemia que persiste.

Andrea Shapiro, directora de Defensa y Programas de la organización Met Council on Housing, advirtió que subir las rentas pone en peligro no solo la estabilidad de los inquilinos sino de las comunidades.

“Mantener a los inquilinos en sus hogares ayuda no solo al inquilino individual sino también a las comunidades. Necesitamos una reversión de la renta para los inquilinos con renta regulada”, dijo la líðer comunal. “El COVID no creó nuestra actual crisis de inasequibilidad. El COVID simplemente empujó a muchos inquilinos que vivían al límite”.

Madres protestaron en la Oficina de la Gobernadora Hochul exigiendo protecciones de vivienda y rechazando aumento en arriendos

En junio se tomará una decisión final sobre el futuro de las rentas controladas en la Gran Manzana, y de llegar a mantenerse los incrementos aprobados preliminarmente el jueves, sería el más alto desde el 2013, en contravía con la anterior administración del exalcalde Bill de Blasio, quien en su gobierno apoyó congelamientos de rentas y aumentos mínimos.

Y mientras llega el momento, crecen las voces para que Albany apruebe la llamada ley de “Buena Causa”, como pasó este viernes, en la víspera del Día de la Madre, donde docenas de madres se manifestaron en la oficina de la Gobernadora Hochul en Manhattan, para pedir un regalo por su fecha: exigir el alivio a los alquileres y la protección contra el desalojo.

“La pandemia aún no ha terminado. La inflación está por las nubes. Los inquilinos están a un cheque de quedarse sin hogar. Los padres tienen que decirles a sus hijos que es posible que necesiten vivir en la calle. Las fuertes protecciones para los inquilinos son el mejor regalo del Día de la Madre que la Gobernadora Hochul puede darnos”, aseguró Cynthia Norris, organizadora comunitaria de New York Communities for Change.

Las madres manifestantes explicaron que la legislación de “Buena causa” pondría fin a los desalojos sin culpa y facultaría a los inquilinos a impugnar los aumentos de alquiler exorbitantes en los tribunales, pues requeriría que los propietarios justifiquen los aumentos de alquiler superiores al 3% o al 150% del índice de precios al consumidor. También permitiría que un inquilino luche en la corte si un propietario intenta desalojar a un inquilino por no pagar el nuevo alquiler más alto.

Madres protestaron en la Oficina de la Gobernadora Hochul exigiendo protecciones de vivienda y rechazando aumento en arriendos

Aumento preliminar de Rentas controladas en NYC en cifras

  • 1 millón de apartamentos en la ciudad están bajo rentas estabilizadas
  • 2 millones de inquilinos viven en esas unidades de vivienda
  • 2 y 6% fue el incremento preliminar aprobado a las rentas estabilizadas
  • 9 son los miembros de la Junta de Alquileres que fija los aumentos
  • 5 votaron a favor del incremento aprobado preliminarmente
  • 4 votaron en contra
  • 2 y 4% serían los aumentos para contratos de 1 año
  • 4 y 6% serían los aumentos para alquileres contratos de 2 años
  • $0 es lo que activistas piden que se aumente en rentas
  • Si se aprueba en Albany la ley de Buena Causa, permitiríá pelear contra aumentos superiores al 3%