Presidente del condado de Brooklyn se propone “dar a luz” un plan que sea modelo nacional para prevenir las muertes de parturientas

9,4 veces más riesgos de fallecer antes, durante y después de un embarazo tienen las mujeres negras y latinas que residen en el condado más poblado de la Gran Manzana

Antonio Reynoso, el nuevo presidente del condado de Brooklyn, de padres dominicanos, apunta a invertir más en un programa integral de salud materna
Antonio Reynoso, el nuevo presidente del condado de Brooklyn, de padres dominicanos, apunta a invertir más en un programa integral de salud materna
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Desde que asumió la presidencia del condado de Brooklyn , Antonio Reynoso tiene claro que camina por un territorio de grandes oportunidades, pero marcado por la violencia criminal, el drama de la falta de vivienda asequible y todas las inequidades económicas disparadas aún más por la pandemia. Pero, en la realidad específica del condado más poblado de la Gran Manzana, hay otras “batallas” por librar.

En su caso, tiene también fija la mirada en un “número” muy doloroso: las personas negras y latinas embarazadas en ese condado tienen 9,4 veces más probabilidades de morir debido a complicaciones antes, durante y luego del parto, si se compara  con las blancas.

“No existe ninguna estadística, ni en la tasa de pobreza, ni en las desigualdades educativas que se comparen con esto. Hay una tendencia abismal de la cual nos estamos encargando, a través de un plan integral. Esos son números que nos hemos propuesto reducir”, sostuvo Reynoso, durante una junta editorial con El Diario. 

En efecto, una de las primeras acciones que tomó en su cargo, fue conformar un Grupo de Trabajo de Salud Materna que analiza la forma en que se puede reducir esta disparidad histórica, que a juicio nunca ha sido abordada de manera consistente en 40 años en Nueva York.

“Ha sido un punto en mi agenda de trabajo muy importante. Queremos invertir $45 millones en adecuar salas de atención, programas de control prenatal y atención de emergencia, en tres hospitales públicos como Woodhull, King y Coney Island”, precisó.

El presidente del condado de Brooklyn conformó casi a los días de asumir el cargo el Grupo de Trabajo de Salud Materna. (Foto: F. Martínez)

Más muertes en Brooklyn

Algunas tendencias muestran que un gran número de mujeres de las comunidades de color, incluso no tienen acceso a chequeos médicos, incluso durante los primeros siete meses de su embarazo.

Además, se está tomando en cuenta en el nuevo enfoque, no solo a las madres que mueren en el momento del parto, por complicaciones que pueden prevenirse con consultas de rutina. Sino aquellas que fallecen incluso meses posteriores al parto.

De acuerdo con los últimos reportes confirmados por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH), actualizados en 2020, un abrumador 68% de los fallecimientos de muertes asociadas con embarazos en toda la Gran Manzana han sido mujeres hispanas y afroamericanas.

Pero si se echa un ojo a este renglón, en cada condado, sin dudas, Brooklyn encabeza la lista de este tipo específico de fatalidades en parturientas con un 28%, seguido por Queens en un 21% y El Bronx con un 16%.

“Queremos que por lo menos en cuatro años, Brooklyn sea el condado más seguro para tener un bebé. Ahora mismo es el peor lugar. Aquí mueren más mujeres afroamericanas y latinas que en cualquier otro condado por temas asociados al parto. Y quiero cambiar eso”, destacó Reynoso.

Los detalles del plan compartido por el presidente del condado de Brooklyn, dispone no solo aumentar la atención física y mental, para que las mujeres tengan un embarazo saludable y un parto sin complicaciones. También apunta a prolongar la atención, lo más que se pueda, una vez que den a luz.

Atención después del parto

Más de la mitad de los decesos relacionadas con un embarazo ocurren entre los 43 días y un año después del parto.

La nueva estrategia analizada por un grupo de expertos en este condado, plantea ampliar los programas que aumenten la duración de la atención para parturientas. En esta misma dirección, se requiere dar más importancia a los servicios de visitas domiciliarias postparto.

El objetivo es centrar el apoyo en programas que brindan servicios de salud mental, uso y abuso de sustancias y sacar lo más que se pueda a las personas que acaban de tener un bebé del círculo de la violencia intrafamiliar.

“Las condiciones de salud mental son una de las principales causas de muertes asociadas con el embarazo con una tasa de incidencia del 18%, de las cuales el 75% son atribuibles a sobredosis y el 25% son atribuibles a suicidio”, con base a cifras compartidas en el Informe Final del Equipo de Transición 2022 de la presidencia del condado de Brooklyn.

Aunque los montos del próximo presupuesto ejecutivo del año fiscal 2023 están puliéndose, Reynoso asegura que no bajará la guardia, para buscar asociaciones y estructurar un equipo que ofrecerá más servicios integrales para “salvar vidas”.

Y una de estas asociaciones para reforzar la atención integral a las embarazadas en los próximos años la encontró con el alcalde Eric Adams.

“Aunque tenemos puntos de vista muy distintos en otros temas, el Alcalde me ha señalado que nos apoyará en estos programas. El esfuerzo va dirigido en estructurar un modelo de atención incluso luego de un año del parto. Nunca se ha hecho. Y creo que seremos desde Brooklyn, un punto de referencia nacional”, sostuvo.

De hecho, Adams ha propuesto en su presupuesto del año fiscal 2023 ideas para reducir las muertes maternas y las complicaciones del parto, con una inversión de $3 millones en un programa de atención a pacientes de alto riesgo.

También habló de la disposición de $30 millones para chequeos médicos domiciliarios a las madres primerizas en los 33 vecindarios más afectados por el COVID-19.

Reynoso: “Estamos planificando el futuro de Brooklyn para mejorar la vida de los más vulnerables”. (Foto: F. Martínez)

Reynoso: estamos planificando a Brooklyn

El despacho de Antonio Reynoso, que hace pocos meses ocupaba el alcalde Eric Adams, cuando era presidente del condado de Brooklyn, ahora tiene en su interior una tambora y una bandera dominicana. Por primera vez en la historia, un latino que además se define como “afrocaribeño”, asume la principal posición ejecutiva en el condado más poblado de la Gran Manzana. 

El joven político de 39 años, de padres inmigrantes, criado en este condado y que no es un recién llegado a la política, antes de alzarse en las elecciones generales en ese cargo ya había ejercido como concejal durante ocho años representando a Williamsburg y Bushwick.

“Estamos enfocados en presentar un diseño de planificación muy serio y razonado, que ayude a superar de raíz todas las injusticias estructurales existentes en nuestras comunidades más vulnerables de Brooklyn. Me complace saber que esta propuesta sobre la salud materna ha tenido resonancia. En esto estamos en sintonía con al Alcalde Adams”, dijo Reynoso.

Pero en donde no hay punto de encuentro, entre este político demócrata que se autodefine como progresista y el mandatario municipal, es en la estrategia de la Ciudad para combatir la ola criminal. Precisamente en el norte de Brooklyn hay vecindarios que están en el tope de la lista de las localidades más violentas.

“Han pasado cuatro meses con la política de más policías en las calles y la tasa de criminalidad no ha descendido. Ahora se han sumado más de 1,000 oficiales. Yo tengo una visión muy distinta. Se debe invertir más razonablemente en las comunidades, en programas para los jóvenes, en acciones de fondo. Y justamente en eso se basará mi administración”, concluyó.

Muertes evitables

El drama de la mortalidad materna precisamente este año ha sido puesto sobre la mesa de prioridades por el estado de Nueva York.

El pasado mes de abril, la Junta de revisión de mortalidad materna del Estado de Nueva York (MMRB), la cual viene identificando desde 2010 las causas de estas fatalidades, mostró varios hallazgos en su más reciente informe del mes de abril 2022. Uno de ellos es que el parto por cesárea tiene 1,7 veces más correlación con la muerte, si se compara con el parto vaginal.

También se reconfirma que las mujeres afroamericanas continúan muriendo por causas relacionadas con el embarazo a tasas más altas que las blancas.

Los datos seguidos por el Estado dan cuenta que las principales causas de las pérdidas de vida relacionadas con el embarazo fueron por embolias, hemorragias y con mucha fuerza condiciones de salud mental.

“Muchas de estos decesos son evitables. Al analizar cada caso, el 78% de estas muertes eran evitables y el 100% de estas fatalidades fueron causadas por hemorragias, condiciones de salud mental y problemas cardíacos que eran prevenibles”, concluye el reporte de MMRB.

Claves del plan Reynoso para disminuir la mortalidad materna

  • Creación de un grupo de trabajo para poner fin a la mortalidad y la morbilidad materna que incluye a representantes de todos los hospitales en Brooklyn, organizaciones comunitarias, expertos, así como proveedores de servicios y posibles financiadores.
  • Aumentar el acceso, orientación, educación y programas integrales de atención a parturientas en todas las instalaciones de maternidad de Brooklyn. 
  • Crear una campaña de concientización pública sobre las señales de advertencia posparto, con un enfoque en cómo abordar la depresión posparto y trastornos hipertensivos.
  • Apoyar la creación en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY) del programa de partería en Brooklyn College, para diseñar un modelo compartido de toma de decisiones para la atención del parto y disminuir la intervención médica innecesaria.
  • Todos estos planes pueden conducir a una disminución en las tasas de cesárea de la mortalidad y morbilidad materna.

Mortalidad materna en NY:

  • 60% ha aumentado la mortalidad materna en Nueva York en la última década.
  • 23 es el puesto que ocupa NY entre los 50 estados en cuanto a mortalidad materna, con 25,5 muertes por cada 100.000 nacimientos, según la United Health Foundation.
  • 4 de los vecindarios con las tasas más altas de morbilidad materna grave se encuentran en Brooklyn, según un informe publicado por el DOHMH.
  • 68% de los fallecimientos de muertes asociadas con embarazos en toda la Gran Manzana han sido mujeres hispanas y afroamericanas en los últimos cinco años.
  • 9,4 veces más probabilidades de morir debido a complicaciones antes, durante y luego del parto tienen las mujeres afroamericanas e hispanas si se compara  con las blancas en Brooklyn.
  • 51,2 % de las muertes relacionadas con el embarazo ocurrieron dentro de las seis semanas de embarazo en toda la Gran Manzana, lo que significa que las mujeres fallecieron con frecuencia durante el embarazo o poco después del parto/nacimiento de acuerdo con el Departamento de Salud del estado de Nueva York.
  • 20% de las fatalidades han sido generadas por hemorragias, 20% por problemas cardiovasculares y 15% por condiciones de salud mental.