Hispanos en Nueva York y demás grandes ciudades serían beneficiados con ley para facilitar vivienda

Un proyecto de ley en el Congreso busca reducir el costo de la compra y renta de vivienda; el plan impulsado por las demócratas Kirsten Gilligrand e Yvette Clarke beneficiaría a millones de personas de color, incluidos los hispanos en todo el país

La pandemia de COVID-19 intensificó los problemas de vivienda asequible.
La pandemia de COVID-19 intensificó los problemas de vivienda asequible.
Foto: Brandon Bell / Getty Images

La pandemia de COVID-19 intensificó los problemas de vivienda asequible en las grandes ciudades, como Nueva York, por lo que la senadora demócrata de la entidad, Kirsten Gillibrand se unió a su colega de partido, la representante Yvette Clarke, para impulsar un proyecto de ley bicameral que atienda dicha problemática a nivel nacional.

Recientes reportes de inmuebles destacan que los hispanos son el grupo que más crece en cuanto a comprar vivienda, pero hay un alto porcentaje que sigue sin lograr ese objetivo, sumándose a una problemática creciente a nivel nacional.

El 49% de los estadounidenses lo considera un “gran problema” contra el 36% que señala que es un “problema menor” el acceso a la vivienda, indica un reporte del Pew Research Center.

Menos de la mitad de los adultos blancos (44%) dice que la disponibilidad de viviendas asequibles es un problema importante donde viven, pero la cifra se dispara entre los adultos de raza negra (57%) y los hispanos y asiáticos (ambos 55%).

La propuesta de las demócratas es invertir $15,000 millones de dólares en viviendas asequibles cada año durante 10 años, además de modificar la forma en que se determina la elegibilidad para viviendas para personas de bajos ingresos.

“La pandemia mundial expuso el alcance de la crisis de la vivienda en la ciudad de Nueva York y en todo el país”, consideró Gillibrand. “La vivienda asequible es cada vez más difícil de encontrar, y debemos repensar cómo ayudamos a las familias de bajos ingresos”.

El proyecto se enfoca en familias de bajos ingresos y clase media, al destacar que los actuales cálculos del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), conocido como Ingreso Medio del Área (AMI, en inglés), el cual se usa para determinar los precios de alquiler y los límites de ingresos para vivienda asequible, excluye a las familias de bajos ingresos.

“Actualmente, AMI se basa en datos de ingresos de toda el área metropolitana, lo que significa que los datos de las áreas más ricas de Westchester y el condado de Rockland se utilizan para determinar quién califica para vivienda en comunidades de bajos ingresos en toda nuestra región”, lamentan las legisladoras.

Más de 350,000 nuevas unidades

El proyecto de Ley de Vivienda Asequible y Equidad de Ingresos Medios del Área 2022 adoptaría un enfoque múltiple, lo cual ayudaría a empoderar a los municipios, a aumentar la transparencia de desarrolladores y reforzar la oferta de vivienda asequible.

“El proyecto de ley crearía más de 350,000 nuevas unidades de viviendas asequibles con una inversión anual de $15,000”, se insiste.

La representante Clarke, quien es originaria de Brooklyn, considera que las actuales normas han dejado fuera a millones de familias.

“En mi querido Brooklyn y en demasiadas comunidades en todo el país, la seguridad de una vivienda asequible se ha vuelto completamente fuera del alcance de quienes la necesitan”, expresó. “Para las comunidades de color más afectadas por estas desigualdades, no podemos darnos el lujo de no hacer nada mientras sufren por la inasequibilidad de la seguridad”.

Entre otros beneficios del proyecto están reducir los límites de ingresos y los precios de alquiler.

“Este proyecto de ley es un paso fundamental en nuestra lucha contra la inseguridad de la vivienda y me enorgullece haberlo presentado”, expresó.

Entre los argumentos del plan se destaca que a nivel nacional, poco menos de la mitad de todos los inquilinos enfrentan una carga de alquiler que supera el 30% de sus ingresos.

Casi 1 de cada 4 inquilinos contribuye con más del 50% de sus ingresos al alquiler todos los meses“, lamenta. “En ciudades de todo el país, especialmente en la ciudad de Nueva York, los altos precios de los alquileres y la grave falta de unidades de vivienda asequible continúan desplazando a las comunidades de bajos ingresos y mantienen las necesidades básicas de vivienda fuera de su alcance”.

Las legisladoras demócratas no están solas en este plan, ya que cuentan por ahora con 36 copatrocinadores adicionales de la ley, incluidos Alexandria Ocasio-Cortez, Jamaal Bowman, Ritchie Torres, Hakeem Jeffries, Jerrold Nadler, Mondaire Jones, Grace Meng, Adriano Espaillat, Gregory Meeks, Carolyn Maloney y Nydia Velázquez.

Claves del proyecto

El proyecto de ley tendría diversos niveles de impacto, como:

– Obligar al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano a evaluar métodos alternativos de cálculo para que una persona sea contemplada para vivienda asequible.
– Ayudar a controlar el costo máximo de alquiler.
– Crear un fondo de $5,000 millones de dólares para construir vivienda para gente con muy bajos ingresos.
– Designar $5,000 millones para asistir a gobiernos locales en el aumento de oferta de vivienda asequible.
– Destinar $5,000 millones para el desarrollo de comunidades urbanas para inquilinos de bajos y moderados ingresos.