Cachorro de oso queda con la cabeza atrapada en un frasco de bolas de queso en Tennessee

La cabeza de un cachorro de oso quedó atrapada en un frasco de bocadillos de bolas de queso, lo que le impedía comer o beber; fue salvado después de estar atascado por una semana

La cabeza del pequeño oso estuvo atrapada durante una semana.
La cabeza del pequeño oso estuvo atrapada durante una semana.
Foto: Johannes Simon / Getty Images

Un cachorro de oso ha sido salvado por expertos en vida silvestre después de que lo captaran con la cabeza atrapada en un frasco de bocadillos de bolas de queso.

El frasco era un recipiente con tapa de rosca y se había deslizado sobre la cabeza del oso joven, impidiéndole comer o beber.

Misión In-paw-sible: Cachorro de oso con la cabeza atrapada en un tarro de bolas de queso
La Agencia de Recursos de Vida Silvestre de Tennessee acudió al rescate de un cachorro de oso negro. (Foto: TN Wildlife).

Extrañas imágenes del rescate del cachorro lo muestran subiendo a un árbol en Wears Valley en el condado de Sevier, Tennessee, con el frasco atascado en su cabeza como un casco espacial anticuado.

La Agencia de Recursos de Vida Silvestre de Tennessee (TWRA), que organizó el rescate el 20 de junio, dijo que el oso estuvo atrapado durante al menos una semana.

El frasco en el que el oso se quedó atrapado. (Foto: TN Wildlife)

La TWRA dijo en un comunicado obtenido el martes 21 de junio: “La bióloga de apoyo a los osos negros, Janelle Musser, pudo rescatar a un cachorro de oso negro que tenía la cabeza atrapada en un recipiente de plástico para comida ayer”.

“El oso fue visto por primera vez el 13 de junio en Covered Bridge Resort en el área de Wears Valley del condado de Sevier. En los días siguientes, TWRA y Appalachian Bear Rescue vigilaron y siguieron las llamadas entrantes para intentar localizar al oso”.

“Ayer llegó una llamada de que acababa de ser visto y Janelle y ABR localizaron al cachorro a medio camino de un árbol. Un negocio local trajo una escalera y ella pudo trepar y poner un poste de captura alrededor del contenedor”, agregó.

Luego monitoreó las trampas, atrapó al oso y lo está ayudando a recuperarse en sus instalaciones.

Los expertos dijeron que originalmente se había visto al cachorro con una hembra adulta, probablemente su madre, pero ella había desaparecido.

Los miembros de Appalachian Bear Rescue (ABR) y los funcionarios de vida silvestre inspeccionaron el área durante varios días, tratando de rastrear los movimientos del cachorro de oso negro.

El oso pesaba menos de 30 libras y debido a que no estaba acompañado por un adulto, fue llevado de regreso a las instalaciones del grupo para recibir tratamiento y rehabilitación.

El portavoz de TWRA, Matthew Cameron, dijo que el contenedor probablemente se había usado para bolas de queso o pretzels.

TWRA también aconsejó a los residentes que mantengan la basura segura y que aplasten cualquier contenedor de plástico grande para reciclar.

Según el Servicio de Parques Nacionales, que administra el Parque Nacional Great Smoky Mountains en Tennessee, es ilegal acercarse voluntariamente a menos de 150 pies de un oso o a cualquier distancia que moleste o desplace a un oso.

Las autoridades del parque señalan que acercarse a un oso puede provocar un comportamiento agresivo de su parte, como correr hacia ti, hacer ruidos fuertes o golpear el suelo con las patas. Recomiendan retroceder lentamente y observar al oso, y aumentar la distancia sin correr.


También lee:
· Oso se esconde en un árbol tras “redada” en un departamento de policía de Florida
· Parque Nacional de Yellowstone apunta a una reapertura rápida después de las inundaciones
· Encuentran población secreta de osos polares en un hábitat “imposible”