Qué hay de nuevo sobre un cheque de estímulo por alto costo de gasolina

La Administración Biden analiza opciones sobre cómo ayudar a los estadounidenses ante el alto costo de la gasolina, incluso sopesa la opción de enviar "tarjetas de reembolso", pero los expertos consideran que la mejor manera sería enviando un nuevo cheque de estímulo

Expertos considera que un cheque de estímulo es la mejor forma de ayudar a enfrentar el alto costo de la gasolina.
Expertos considera que un cheque de estímulo es la mejor forma de ayudar a enfrentar el alto costo de la gasolina.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

Aunque varios expertos consideran que la mejor forma de ayudar a los estadounidenses para enfrentar el alto costo de la gasolina es enviando un nuevo cheque de estímulo, el Gobierno del presidente Joe Biden no tiene todavía un plan específico al respecto.

Tampoco el Congreso ha especificado un proyecto que permita el envío de ese dinero en forma similar a los cheques de estímulo por la pandemia de COVID-19.

Lo único que está sobre la mesa de discusión en forma concreta es el plan de la Administración Biden para perdonar el impuesto a la gasolina y el diésel, de unos 18 centavos, algo que deberá decidir el Congreso, pero donde no parece haber mucho entusiasmo.

The Washington Post indicó que la Administración Biden también estaba considerando “tarjetas de reembolso”, a fin de retornar el impuesto en gasolina a los estadounidenses.

“Eso es parte de lo que estamos considerando”, indicó Biden sobre las tarjetas. “Eso es parte de toda la operación”.

El Post agregó que las tarjetas de reembolso se consideraron hace meses, aunque la exención del impuesto a la gasolina podría ser más probable, debido a que la escasez de chips en EE.UU. probablemente dificultará la producción de suficientes tarjetas para su envío.

La representante demócrata Jamaal Bowman (Nueva York) ha indicado que el plan de perdonar el impuesto por tres meses y medio tiene limitantes, además de que podría beneficiar solamente a las empresa y no directamente a los estadounidenses, por lo que planea otra propuesta que vaya directamente a los ciudadanos.

“Reducir la cantidad de impuestos que deben pagar las empresas de combustibles fósiles o combustibles fósiles no significa necesariamente que eso vaya a reducir los costos”, consideró Bowman.

Los congresistas analizan un impuesto extra a las empresas sobre las ganancias extra, dinero que sería enviado a los consumidores, pero no hay detalle de cómo se haría.

Beverly Moran, profesora emérita de derecho de la Facultad de Derecho de Vanderbilt, defendió el cheque de estímulo como la mejor forma de ayudar a los estadounidenses.

“Si el gobierno quiere hacer algo para ayudar a las personas que tienen problemas con el costo de la gasolina, pueden enviar otro cheque a las personas“, consideró.