Modernizarán salas de parto de los tres hospitales públicos de Brooklyn para mejorar la salud materna de afroamericanas y latinas

El presidente del Condado de Brooklyn, Antonio Reynoso, transferirá $45 millones para la creación de centros de última generación y revertir las fatalidades en mujeres de color que son 9,4 veces mayores, si se contrasta con las blancas

Este martes se realizó la entrega simbólica de la primera transferencia de capital de $11 millones al Hospital Woodhull.
Este martes se realizó la entrega simbólica de la primera transferencia de capital de $11 millones al Hospital Woodhull.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

En las estadísticas que tratan de describir los dramas sociales de Brooklyn, hay un número ya conocido, desde hace varios años:  las mujeres negras y latinas tienen 9,4 veces más probabilidades de morir antes, durante y luego del parto, si se contrasta con la población blanca. Ahora, la diferencia es que ya se está concretando la transferencia de $45 millones para las áreas de asistencia a las parturientas en los tres hospitales públicos de ese condado, para revertir en los próximos meses esta tendencia.

“Luego de años de ver con dolor estas cifras, estamos dando el primer paso real, producto de análisis científicos muy serios surgidos del Grupo de Trabajo de Salud Materna, que instalamos apenas asumimos el gobierno. Nuestra meta es que en cuatro años, seamos el condado más seguro para tener un hijo”, anunció este martes, el presidente del condado de Brooklyn, Antonio Reynoso en el acto de entrega de la primera transferencia de capital de $11 millones al Hospital de Woodhull.

Estos fondos se destinarán a la creación de un nuevo centro de maternidad, la renovación de seis salas privadas de parto, la optimización de la estación de enfermería, la modernización de la unidad de atención post anestésica y la mejora de las salas de triaje y anteparto.

El nuevo diseño también incluye un laboratorio de estimulación obstétrica de última generación y quirófanos modernizados y ampliados para partos por cesárea.

El Hospital de Woodhull de NYC Health+Hospitals tendrá la primera unidad de parto de primera generación como parte de este plan para disminuir las discrepancias raciales en la salud materna. (Foto: F. Martínez)

Reduciendo las desigualdades

Los hospitales King y Coney Island de la corporación de hospitales públicos ‘NYC Health + Hospitals’, administrados por la Ciudad de Nueva York, también serán beneficiarios de esta inversión de capital, que se orientará a masificar la atención de las mujeres embarazadas y el seguimiento de situaciones de riesgo luego del parto.

Además de las asignaciones de fondos especiales a estos centros de salud, Reynoso espera apoyar los servicios sociales y los modelos de atención comunitaria, que abordan los problemas subyacentes que enfrentan las personas de color, aumentando el acceso al seguro médico, para todas las mujeres embarazadas.

Brooklyn es el condado de la Gran Manzana de más rápido crecimiento poblacional y tiene la segunda tasa de natalidad más alta.

Por su parte, Mitchell Katz, presidente de NYC Health + Hospitals destacó que si bien las disparidades raciales en las fatalidades en antes, durante y luego del embarazo son evidentes en todo el país, el sistema de atención médica de la Ciudad, está comprometido a reducir estas desigualdades creando experiencias de parto más seguras para los neoyorquinos.

“Esta inversión del presidente del condado en nuestras familias, nos ayudará a mejorar aún más los resultados de salud materna”, acotó.

Algunos reportes demuestran claramente que un gran número de mujeres de las comunidades de color, incluso no tienen acceso a chequeos médicos, incluso durante los primeros siete meses de su embarazo.

“Un centro de maternidad de última generación en el Hospital de Woodhull marcará una gran diferencia en la vida de nuestra comunidad. Y dará grandes pasos para abordar la mortalidad materna. Recientemente di a luz aqui, por lo que sé de primera mano cuánto se beneficiarán sus pacientes, parteras, enfermeras y médicos con esta importante inversión.”, comentó la concejal Jennifer Gutiérrez del Distrito 34 de Bushwick

¡Cuidado con la salud mental!

Hay otras historias que se repiten con frecuencia. Más de la mitad de los decesos relacionados con un embarazo, ocurren entre los 43 días y un año después del parto.

Por más de 40 años se ha venido observado que Brooklyn encabeza la lista de fatalidades en parturientas con un 28%, seguido por Queens en un 21% y El Bronx con un 16%, tal como registran datos oficiales.

Las condiciones de salud mental son una de las principales causas de muertes asociadas con el embarazo, con una tasa de incidencia del 18%, de las cuales el 75% son atribuibles a sobredosis y el 25% son atribuibles a suicidio, con base a cifras compartidas en el Informe Final del Equipo de Transición 2022 de la presidencia del condado de Brooklyn.

De acuerdo con los últimos reportes confirmados por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH), actualizados en 2020, un abrumador 68% de los fallecimientos asociados con embarazos en toda la Gran Manzana han sido mujeres hispanas y afroamericanas.

“Me deprimí horrible después que tuve al baby”

La puertorriqueña Mariela Alarcón, de 35 años, a las afueras del hospital Woodhull en Brooklyn comentó a El Diario que esperó por nueve meses con mucha ilusión tener a su primogénito. Enfrentó un parto normal, sin novedades y sin riesgos. Una vez con el pequeño en sus brazos, algo cambió.

“Al verlo desde el primer día me sentí muy triste. Tengo trabajo. Tengo apoyo. Pero me deprimí de una manera que me quería morir. Me llegué a preguntar por qué lo traje al mundo. !Que no estaba lista!. Pensé lo peor. Y cuando digo lo peor, es lo peor”, confiesa la isleña.

Afortunadamente esta madre, buscó ayuda profesional para enfrentar lo que fue diagnosticado oportunamente como ‘depresión postparto’. Hoy, un año y dos meses después, asegura que es “historia superada”, pero está segura que muchas madres transitan “solas” por ese mismo proceso.

Tomé pastillas que me calmaron a las cinco semanas. Tuve terapias. Yo tuve el apoyo de mi familia y pude salvar mi vida. Imagínate aquellas mujeres que se encuentran con un baby en el brazo y lo que se quieren es morir por muchas razones o por ninguna razón”, agregó.

¿Por qué mueren las parturientas de NY?

  • El pasado mes de abril, la Junta de revisión de mortalidad materna del Estado de Nueva York (MMRB), la cual viene identificando desde 2010 las causas de estas fatalidades, mostró varios hallazgos en su más reciente informe del mes de abril 2022. Uno de ellos es que el parto por cesárea tiene 1,7 veces más correlación con la muerte, si se compara con el parto vaginal.
  • Las mujeres afroamericanas continúan muriendo por causas relacionadas con el embarazo a tasas más altas que las blancas.
  • Los números seguidos por el Estado dan cuenta que las principales causas de las pérdidas de vida relacionadas con el embarazo fueron por embolias, hemorragias y con mucha fuerza condiciones de salud mental.
  • Al analizar cada caso, el 78% de estas muertes eran evitables y el 100% de estas fatalidades fueron causadas por hemorragias, condiciones de salud mental y problemas cardíacos que eran prevenibles, concluye el reporte de MMRB.

Mortalidad materna en NY:

  • 4 de los vecindarios con las tasas más altas de morbilidad materna en la ciudad de Nueva York grave se encuentran en Brooklyn, según un informe publicado por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York.
  • 60% ha aumentado la mortalidad materna en Nueva York en la última década.
  • 23 es el puesto que ocupa NY entre los 50 estados en cuanto a mortalidad materna, con 25,5 muertes por cada 100.000 nacimientos, según la United Health Foundation.
  • 68% de los fallecimientos de muertes asociadas con embarazos en toda la Gran Manzana han sido mujeres hispanas y afroamericanas en los últimos cinco años.
  • 51,2 % de las muertes relacionadas con el embarazo ocurrieron dentro de las seis semanas de embarazo en toda la Gran Manzana, lo que significa que las mujeres fallecieron con frecuencia durante el embarazo o poco después del parto/nacimiento de acuerdo con el Departamento de Salud del estado de Nueva York.
  • 20% de las fatalidades han sido generadas por hemorragias, 20% por problemas cardiovasculares y 15% por condiciones de salud mental.