Plan de ‘green card’ para indocumentados había sido rechazado en el Senado

Representantes demócratas dieron buenas noticias para inmigrantes indocumentados al presentar el proyecto de ley que abriría el camino a la ciudadanía para unos ocho millones, pero la ruta no será sencilla, debido a que el proyecto de Ley de Registro ya había sido rechazado en el Senado

Más de 80 organizaciones civiles apoyan el plan de ciudadanía para inmigrantes indocumentados.
Más de 80 organizaciones civiles apoyan el plan de ciudadanía para inmigrantes indocumentados.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

Aunque hay esperanza de que la Ley de Registro avance en la Cámara de Representante para abrir el camino a la ciudadanía a ocho millones de inmigrantes indocumentados, es posible que el plan quede estancado en el Senado.

Esto debido a que un plan similar fue impulsado en la Cámara Alta, pero fue rechazado por la parlamentaria Elizabeth MacDonough, además de no contar con un respaldo público de senadores republicanos.

Para que el proyecto de Ley de Registro o la “Renovación de las Disposiciones de Inmigración de la Ley de Inmigración de 1929”, presentado por la representante demócrata Zoe Lofgren (California), logre avanzar en el Senado requiere al menos 60 votos.

Todavía falta que los senadores demócratas, incluyendo el líder Chuck Schumer (Nueva York), se pronuncien si respaldarán este proyecto.

Aunado a ello, no existe un calendario sobre su avance en la Cámara de Representantes, pero todavía es pronto para conocerlo, debido a que el proyecto fue presentado este miércoles 20 de julio.

La propuesta establecería que un inmigrante indocumentado que demuestre siete años viviendo en EE.UU. y sus contribuciones al país, además de no tener récord criminal, podría aplicar por la Residencia Legal Permanente o una ‘green card’, el primer paso para obtener la ciudadanía.

Se estima que unos ocho millones de inmigrantes serían beneficiados el primer año de aplicación de la ley, si es que aprueba y es firmada por el presidente Joe Biden.

Otra ventaja del proyecto es que los congresistas no tendrían que actualizar constantemente la fecha de Registro, algo que ocurrió en 1986 con el gobierno de Ronald Reagan.

Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), dirigió la conferencia de prensa sobre el proyecto destacó justamente que una de las principales ventajas del plan es que no requeriría otro esfuerzo en el Congreso para mantener este derecho a inmigrantes.

“En este proyecto de ley, el requisito es continuo, es decir, a medida que avanzamos en el tiempo, también lo hace la fecha de registro, sin necesidad de nuevas actualizaciones”, indicó.

De este modo, cada año los inmigrantes que cumplan con los requerimientos podrían aplicar por el beneficio.

A la representante Lofgren (California) se suman sus colegas Norma Torres (California), Grace Meng (Nueva York), Lou Correa (California), Adriano Espaillat (Nueva York) y Jesús “Chuy” García (Ilinois).