Juanpa Zurita confiesa que fue discriminado por haber sido tartamudo

Debido a sus problemas de lenguaje, durante su etapa como estudiante el hoy youtuber se enfrentó a la burla de sus compañeros, quienes le llegaron a llamar “Porky”

El influencer mexicano continúa tratando abrirse camino en la industria del entretenimiento.
El influencer mexicano continúa tratando abrirse camino en la industria del entretenimiento.
Foto: Arturo Holmes / Getty Images

Juan Pablo Martínez-Zurita Arellano, más conocido como Juanpa Zurita, es el ejemplo palpable de una generación de personajes que gracias al boom de las redes sociales se han convertido en auténticas celebridades a la cuales terminaron por abrírseles las puertas de la televisión privada.

Sin embargo, detrás de este youtuber de 26 años existe una historia de tenacidad por superar incluso sus problemas de lenguaje que en su momento lo llevaron a ser discriminado por sus compañeros de escuela.

Me bulearon infinitamente. Me decían ‘Porky’ en secundaria, saludos a mis compañeros de secundaria, lo logré, Porky lo logró”, señaló recientemente en una entrevista concedida a varios medios de comunicación en México como parte de la promoción de la película “El perro samurái: La leyenda de Kakamucho”.

En dicho filme, el influencer debutó en el mundo del doblaje al darle voz al personaje de “Hank”.

Desastrosa experiencia durante un casting

No obstante, Juanpa Zurita reconoció que para lograr hacerse del papel tuvo que sobreponerse a la mala experiencia que anteriormente le dejó haber sido marginado de otro proyecto cinematográfico, donde lo cortaron debido a su mala dicción.

“Es la primera vez que doblo una película, la verdad yo era tartamudo de chiquito y mi primera audición para hacer doblaje fue en el 2017 y me acuerdo que me fue terrible. Me batearon, fue una muy mala audición, porque tenía problemas de dicción y a veces se me atropellan las palabras, todavía el día de hoy”, indicó.

Finalmente, el joven youtuber se refirió al camino que siguió para superar su problema de lenguaje, pues de otra manera quizá nunca hubiera saltado a la escena pública a través de la pantalla.

“Por mucho tiempo hice los típicos ejercicios del lápiz en la boca, te ponen a leer trabalenguas, haces ejercicios con la lengua. Realmente lo que me destrabó fue la práctica de estar leyendo, vocalizando, narrando cosas todo el tiempo para que me sintiera cómodo”, concluyó.

Te puede interesar: