Tragedia de niño hispano: murió viajando con su padre en motoneta robada en Nueva York

Un niño latino de apenas 4 años murió viajando sin casco con su padre en una scooter que chocó con otro conductor hispano en El Bronx. Según NYPD, el vehículo había sido robado la semana pasada en Queens

Rescate nocturno de paramédicos FDNY.
Rescate nocturno de paramédicos FDNY.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Mario Rosario, el niño de 4 años que murió en un accidente en El Bronx, conducía un scooter robado con su padre cuando chocaron contra otro automóvil.

El niño viajaba en la parte trasera de un scooter de dos ruedas con su papá alrededor de las 9:20 p.m. del domingo cuando intentaron adelantar a un sedán Toyota 2022 que se dirigía hacia el sur por Bailey Avenue y giraba hacia West 193rd Street en Fordham Manor, dijeron las autoridades ayer.

La motoneta golpeó el automóvil en el lado izquierdo, lo que provocó que impactara la acera y lanzara a padre e hijo al suelo, detalló New York Post.

El padre de 24 años, también llamado Mario Rosario, fue arrestado por poner en peligro el bienestar de un menor a raíz del trágico accidente, porque mientras él llevaba puesto un casco, su pequeño hijo no, según la policía.

Además fue acusado de posesión de propiedad robada porque el scooter, un Fly Wing 2022, pertenecía a un hombre de 19 años, asaltado en Queens la madrugada del 4 de agosto. La policía dijo que el propietario viajaba cerca de Queens Blvd. y Jacobus St. en Elmhurst cuando fue confrontado por cinco hombres que dijeron que le dispararían o lo apuñalarían si no entregaba su vehículo. Ayer no estaba claro si Rosario era sospechoso del robo.

Según NYPD, el domingo el Toyota estaba tratando de girar a la izquierda en W. 193rd St. mientras el padre intentó pasarlo. Ese conductor, William Báez (51), se dirigía a su casa a menos de media cuadra de distancia, detalló Daily News.

La familia también reside cerca, a media milla de donde chocaron. Los seres queridos afligidos instalaron un pequeño monumento con velas fuera de la casa ayer.

El niño sufrió lesiones en la cabeza. Paramédicos lo llevaron al Hospital St. Barnabas, donde murió a las 10:15 p.m. del domingo, dijo la policía. Su padre fue trasladado al mismo hospital con heridas leves y Báez no resultó herido.

Báez fue acusado de operación agravada sin licencia de un vehículo motorizado. Su cuñado lo defendió, diciendo que él no sabía que le habían suspendido la licencia.

Los últimos datos muestran que, en general, las muertes por accidentes viales en NYC son actualmente 29% más altas que hace cuatro años, denunció el grupo de defensa de la seguridad vial “Transportation Alternatives”.