Acusado de secuestrar a maestra que se ejercitaba por calle de Tennessee cumplió 20 años de cárcel por un caso similar

En el 2000, cuando Cleotha Abston tenía 16 años, secuestró a Kemper Durand y lo forzó a punta de pistola al maletero de su coche

Los antecedentes penales juveniles de Abston se remontan a cuando tenía 12 años.
Los antecedentes penales juveniles de Abston se remontan a cuando tenía 12 años.
Foto: Departamento de Correcciones de Tennessee / Cortesía

El hombre acusado en Tennessee de secuestrar a una maestra que corría cerca de la Universidad de Memphis la semana pasada pasó 20 años tras las rejas por cargos similares.

El sábado, aguaciles federales arrestaron a Cleotha Abston, de 38 años, como sospechoso del secuestro de Eliza Fletcher, de 34.

El arresto se dio luego de que oficiales detectaran el ADN de hombre en un par de sandalias que fueron halladas cerca de donde la mujer fue vista por última vez el pasado viernes.

La mujer, madre de dos y maestra de kindergarden, había salido a correr a eso de las 4 a.m. por Central Avenue cerca de la Universidad como era costumbre.

Unos 20 minutos después, el sospechoso en una SUV negra GMC Terrain la agarra a la fuerza y la mete en el vehículo, según captaron cámaras de seguridad en la zona.

Precisamente, los investigadores asociaron el auto con el de una persona en la residencia en la que Abston se estaba quedando.

Fletcher fue reportada desaparecida luego de que no regresara a su casa esa mañana.

Tarde este lunes, la Policía informó por Twitter que habían hallado un cuerpo en el vecindario en el que desapareció la mujer. Sin embargo, aún no han identificado el cadáver.

Simultáneamente, trascendieron los informes del pasado criminal de Abston. En el 2000, cuando tenía 16 años, el acusado secuestró a Kemper Durand y lo forzó a punta de pistola al maletero de su coche. Posteriormente, el delincuente lo obligó a conducir a una estación de gasolina Mapco para que sacara dinero de un cajero automático. Estando en el lugar, Durand divisó a un empleado del Departamento de Vivienda de Memphis y gritó para que lo ayudara.

Abston huyó, pero, eventualmente, fue arrestado. En el 2001, se declaró culpable de secuestro agravado y robo agravado, y fue sentenciado a 24 años de cárcel.

Antes de ese caso, y según el reporte de Associated Press,  Abston fue acusado de robo, agresión agravada, agresión agravada con un arma y violación.