Por qué no debes dejar el aceite de oliva cerca de la estufa

Cerca de la estufa es uno de los peores lugares para el aceite de oliva; los expertos explican por qué lo estarías arruinando y dónde es el mejor lugar para almacenarlo para preservar su calidad

Dejar el aceite de oliva cerca de la estufa puede arruinarlo.
Dejar el aceite de oliva cerca de la estufa puede arruinarlo.
Foto: Pixel-Shot / Shutterstock

El aceite de oliva es un aceite saludable y versátil. Es comúnmente usado para cocinar y para preparar exquisitos aderezos. Es común que algunas personas almacenen el aceite cerca de la estufa, explicamos por qué no debes hacerlo.

El aceite de oliva virgen extra, fresco y de alta calidad está repleto de polifenoles. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Todos los tipos de aceite de oliva tienen un alto contenido de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón, también llamadas “grasas buenas”.

Para mantener las cualidades del aceite de oliva y aprovechar sus beneficios, es importante el almacenamiento y uso adecuado del aceite. Incluso un aceite de oliva de gran calidad puede echarse a perder si no se manipula correctamente.

El aceite de oliva no mejora con el tiempo, es un producto perecedero. Debe usarse no más de dos años desde el embotellado. Una vez que se abre la botella, lo ideal es que sea usado dentro de uno o dos meses.

Dejar el aceite de oliva al lado de la estufa puede arruinarlo

La Asociación Norteamericana de Aceite de Oliva señala que los tres enemigos clave del aceite de oliva son el calor, la luz y el aire. Estos enemigos conducen a la oxidación del aceite y la oxidación a la rancidez.

Se debe evitar que el aceite esté expuesto al calor o a los cambios bruscos de temperatura. Si se deja el aceita al lado o encima de la estufa, el aceite se verá afectado por el calor.

La ventana y la parte superior del refrigerador tampoco son buenos lugares para colocar el aceite de oliva. La parte superior del enfriador a menudo se calienta por su mecanismo de funcionamiento.

Para mantener la calidad del aceite de oliva, este debe almacenarse en un lugar fresco y oscuro, como una alacena o una despensa.

El acete de oliva debe estar cerrado adecuadamente y encontrarse a temperatura ambiente. No te preocupes si por el exceso de frío el aceite se espesa o se solidifica, cuando se coloca a temperatura ambiente, vuelve a su estado normal.

“La luz directa afecta considerablemente, por eso, muchos de los aceites se envasan en botellas de cristal oscuro o material opaco. Esto ayuda a evitar su oxidación para que no pierda propiedades nutricionales”, comparte Aceites de Oliva de España.

Para evitar la exposición continua al aire y con ello a la oxidación, debe mantenerse la tapa bien cerrada cuando no esté en uso.

Te puede interesar:
Razones para evitar un aceite de oliva barato
8 alimentos saludables que siempre debes tener en tu cocina
Carne congelada: 6 errores que cometes al almacenarla y cocinarla