Razones para evitar un aceite de oliva barato

Si bien un aceite de oliva de alto costo no garantiza que sea de buena calidad, hay algunas razones por las que puedes decidir no optar por un aceite de oliva barato

El aceite de oliva a elegir depende del gusto, necesidad y presupuesto.
El aceite de oliva a elegir depende del gusto, necesidad y presupuesto.
Foto: Valentyn Volkov / Shutterstock

El aceite de oliva es uno de los aceites más saludables. No todos los aceites de oliva son iguales, hay distintos tipos y de diferente calidad. Elegir cualquier aceite solo porque es barato no garantiza llevar a casa un producto de calidad.

Hay tres grados principales de aceite de oliva, el aceite de oliva virgen extra, el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva.

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es considerado el aceite de oliva de mayor calidad. Tiene un sabor y olor intenso y frutado. Sin embargo, todos los aceites de oliva tienen la misma cantidad de calorías y todos tienen beneficios para la salud del corazón, según la Asociación Norteamericana de Aceite de Oliva (NAOOA).

“Como regla general, cuanto más sabroso es el aceite, más atributos saludables contiene”, comparte la NAOOA.

El aceite de oliva a elegir depende del gusto, necesidad y presupuesto, el aceite de oliva clásico y aceites de oliva de sabor ligero, son útiles para hornear y recetas en las que deben brillar otros sabores. Y para los consumidores que buscan cambiar los aceites de cocina sin sabor.

Si bien un aceite de oliva de alto costo no garantiza que el aceite es de gran calidad, hay algunas razones por las que puedes querer evitar un aceite de oliva barato.

Por qué no siempre es mejor comprar un aceite de oliva barato

Es común que los aceites más baratos se envasen en vidrio transparente o plástico. Aunque una botella de vidrio oscuro o una lata no es garantía de calidad, son mejores para evitar la luz que puede degradar la calidad del aceite de oliva, así el aceite se conserva por más tiempo.

La NAOOA señala que el color de un aceite de oliva no es una indicación de calidad, aunque puede influir en la percepción del catador.

Observa que el aceite no tenga sedimentos. Si hay sedimentos en la botella de AOVE, significa que el aceite no se ha filtrado. El productor de aceite de oliva Armando Manni dice a Mind Body Green que “si el aceite no se filtra (o no se filtra correctamente), se acelerará la oxidación natural del aceite de oliva virgen extra”.

El aceite de oliva no tan barato puede tener información más destallada sobre el producto. Al adquirir un aceite de oliva, busca la fecha envasado o caducidad. Se recomienda que el aceite se utilice en una fecha de caducidad de no más de dos años desde el momento del procesamiento o embotellado.

Busca un sello garantía de calidad como denominación de origen o un sello de certificación. El sello de calidad NAOOA significa que están certificados por la Asociación Norteamericana del Aceite de Oliva. Indica que la marca ha aceptado unirse a un programa que implica pruebas aleatorias para verificar el cumplimiento de los estándares internacionales de pureza y calidad.

La Denominación de Origen Protegida (DOP) así como la Indicación Geográfica Protegida (IGP) indican que el producto alimentario es originario de un lugar determinado y cumpliendo ciertos requisitos. Manni señala que “ambas designaciones brindan garantía de calidad e indican de dónde proviene el aceite”.

Comprar una botella grande de aceite para ahorrar puede no ser una buena inversión si el consumo diario de aceite en poco. El aceite de oliva se degrada cuando se expone al calor, el oxígeno y la luz. Para obtener mejores resultados, la NAOOA sugiere usar el aceite dentro de un tiempo razonable después de la apertura de la botella.

Te puede interesar:
Cómo evitar que el aceite de oliva se vuelva rancio
Carne congelada: 6 errores que cometes al almacenarla y cocinarla
Cuáles son los alimentos que seguirán aumentando de precio en 2022