50 ruedas de queso de contrabando son incautadas a una mujer en la frontera

Una estadounidense tuvo de quejar ir 50 ruedas de queso mexicano con las que intentaba ingresar a EE.UU. "Algunas ruedas generalmente estarían bien, pero no sesenta”, dijo oficial sobre la cantidad de quesos que transportaba la mujer

Confiscan y destruyen 50 ruedas de queso fresco mexicano que una mujer estadounidennse pretendía ingresar al país.
Confiscan y destruyen 50 ruedas de queso fresco mexicano que una mujer estadounidennse pretendía ingresar al país.
Foto: Arnika Ganten / Shutterstock

Una mujer de Nuevo México tuvo que despedirse de 50 ruedas de queso mexicano con un peso de más de 100 libras que transportaba en la parte trasera de su automóvil en su regreso a Estados Unidos.

La mañana del 6 de septiembre, la conductora, que solo fue identificada como “una ciudadana estadounidense de Albuquerque, declaró 10 ruedas de queso a los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. del cruce fronterizo Paso Del Norte en el centro de El Paso, Texas.

La mujer no contaba con que, en la revisión del automóvil, un oficial descubriría que transportaba mucho más que eso, 50 ruedas de queso de aproximadamente un kilo cada una y que habían sido escondidas debajo de unas mantas en la fila trasera del vehículo.

“Los viajeros pueden importar queso acorde con los niveles de consumo personal”, dijo Ray Provencio, director del puerto de Aduanas y Protección Fronteriza de El Paso. “Algunas ruedas generalmente estarían bien, pero no 60. No se declaró y esa cantidad sería una cantidad comercial y se aplicarían requisitos de informes adicionales”.

Todo el queso fue confiscado y destruido. La estadounidense recibió una sanción civil de $1,000 dólares y luego fue liberada para continuar su viaje a los Estados Unidos.

De acuerdo con las autoridades, la leche, la crema, el helado, la mantequilla y muchos quesos están sujetos a “restricciones de cuota” administradas tanto por aduanas como por el Departamento de Agricultura.

El informe también señala que todos los productos lácteos están sujetos a los requisitos del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura. Además, los productos están sujetos a los requisitos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

La leche y la nata no pueden importarse sin un permiso de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Finalmente, todas las importaciones a escala comercial, como más de 100 libras de queso, necesitan documentación adicional, incluida la presentación de un aviso previo ante la FDA, además del registro de los fabricantes y distribuidores antes de que los productos sean admitidos.

Las estrictas reglas para el ingreso de alimentos no son exclusivas para Estados Unidos. Una joven australiana pagó 1,800 dólares como multa al aterrizar en Australia con una parte de un sándwich de Subway que compró en una escala en Singapur.

También en Australia, un hombre fue multado con $1,800 dólares cuando un perro rastreador olió dos McMuffins en el fondo de la mochila del viajero que no terminó durante el vuelo la comida comprada en Bali, indonesia.

Te puede interesar:
Subway rembolsa $1800 a viajera multada por viajar a Australia con un sándwich sin terminar en su bolso
La etiqueta en la carne “Producto de Estados Unidos” podría no ser verdad
Trader Joe’s deberá pagar $44,000 por demanda de empleado