Temperaturas extremas y violencia, un vínculo que llegó a las redes sociales

Informe indica que las altas temperaturas aumentan la agresión al aumentar directamente los sentimientos de hostilidad e indirectamente los pensamientos agresivos

Vista de una zona de Kentucky donde se produjeron recientes inundaciones.
Vista de una zona de Kentucky donde se produjeron recientes inundaciones.
Foto: SETH HERALD / AFP / Getty Images

Existen varios escritos sobre la relación entre el clima cálido y la violencia, desde el clásico de William Shakespeare “Romeo y Julieta” cuando Benvolio le pide a Mercucio retirarse. Por favor, amigo Mercucio, retirémonos. El día está caliente, los Capuletos en la calle, y si llegamos a encontrarnos, será inevitable una contienda; pues con los calores que hacen, bulle la irritada sangre” y ya sabemos cuál fue el destino de Mercucio. 

Se hicieron estudios regionales a fines del siglo XIX y principios del XX hasta llegar a análisis más modernos. El psicólogo de la Universidad Estatal de Iowa, Craig Anderson realizó una investigación que asegura que existe una relación lineal entre el calor y la violencia, con tasas de agresión que alcanzan su punto máximo en las temperaturas más altas. “Las altas temperaturas aumentan la agresión al aumentar directamente los sentimientos de hostilidad e indirectamente los pensamientos agresivos. Los resultados muestran que las tendencias del calentamiento global bien pueden aumentar las tasas de delitos violentos”, explica el informe

Un estudio de 2019 publicado por la Oficina Nacional de Investigación Económica encontró que los delitos violentos en Los Ángeles aumentaron un 5,7 % en los días en que las temperaturas superaron los 29.4 C (85 F) en comparación con los días más fríos.

Los autores de un estudio de 2018 en la revista Nature predijeron que las temperaturas más cálidas podrían provocar hasta 40, 000 suicidios adicionales en EE. UU. y México para 2050.

Según un análisis del Washington Post, más del 40% de los estadounidenses vive en un condado que experimentó un evento climático extremo en el año 2021. Las personas que se enfrentan a desastres naturales relacionados con el clima suelen tener problemas de salud mental. Los huracanes y los incendios forestales provocan muertes y destrucción de propiedades a corto plazo. Pero también contribuyen a la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático y los pensamientos suicidas.

Según una investigación de “One Earth” el calor está asociado con hospitalizaciones psiquiátricas, mayores tasas de suicidio y más violencia doméstica.

Las temperaturas extremas, la violencia y las redes sociales

La rápida digitalización de casi todos los aspectos de la vida cotidiana ha transportado los conflictos de la vida “real” a la vida “digital”. El discurso de odio en línea se ha convertido en un problema frecuente. Las temperaturas por encima o por debajo de una ventana para sentirse bien de 12 a 21 grados centígrados (54 a 70 °F) están vinculadas a un marcado aumento en el comportamiento agresivo en línea en los EE.UU., arrojó un nuevo estudio publicado en la revista científica The Lancet Planetary Health. 

“Al detectar tweets de odio en más de cuatro mil millones de tweets de usuarios de EE.UU. con nuestro algoritmo de IA y combinarlos con datos meteorológicos, descubrimos que tanto el número absoluto como la proporción de tweets de odio aumentan fuera de una zona de comodidad climática: las personas tienden a mostrar una comportamiento en línea más agresivo cuando hace demasiado frío o demasiado calor afuera”, afirmó Annika Stechemesser, científica del Potsdam Institute For Climate Impact Research, primera autora del estudio que publicó The Lancet. “Ser el objetivo del discurso de odio en línea es una grave amenaza para la salud mental de las personas. La literatura psicológica nos dice que el odio en línea puede agravar las condiciones de salud mental, especialmente para los jóvenes y los grupos marginados”, agregó Stechemesser.

Leonie Wenz, líder del grupo de trabajo en el Instituto Potsdam que dirigió el estudio, explicó que reducir el impacto del cambio climático no solo beneficiará al planeta, sino también a nuestra salud mental. “Ahora, con el cambio climático en curso, nuestros resultados destacan el discurso de odio en línea como un nuevo canal de impacto a través del cual el cambio climático puede afectar la cohesión social en general y la salud mental de las personas. Eso significa que reducir las emisiones de manera muy rápida y drástica no sólo beneficiará al mundo exterior. Proteger nuestro clima del calentamiento global excesivo también es fundamental para nuestra salud mental”.

Johani Carolina Ponce es una periodista venezolana que trabaja con la organización Sachamama.org como Latino Media Engagement Manager del Programa Huella Zero.